El Ayuntamiento de Santurtzi ha comenzado los trabajos de mejora de las calles Gurrutxaga y Nuestra Señora de Begoña, enmarcadas en la remodelación de calles del entorno del metro y del Parque de Gernika, que cuentan con un presupuesto de 585.000 euros, partida para la que se contará con una subvención del Consorcio de Transportes de Bizkaia y de Udal Sareak, mientras que el plazo de ejecución será de seis meses, por lo que para el próximo mes de marzo quedará concluida la actuación en esta zona.

Según ha explicado el alcalde de Santurtzi, Ricardo Ituarte, los trabajos recién comenzados consisten en el cambio de tubería de fibrocemento de agua a fundición, así como cambio de baldosas y bordillo.

Asimismo, también se incluirán estas calles entre las que serán objeto de mejoras en las instalaciones de alumbrado público, una medida que ya se anunció el pasado mes de julio y que permitirá a las arcas municipales ahorrar entre un 20 y un 30 por ciento de la facturación total.

Del mismo modo, se procederá al asfaltado de dichas calles, al cambio y mejora de la señalización horizontal, a la creación de un paso de cebra elevado junto al colegio San José de Calasanz y a un cambio en el mobiliario urbano.

El primer edil ha destacado los tres objetivos a cumplir con estas mejoras. Por un lado, ha afirmado que se trata de renovar las instalaciones de tuberías, que con alrededor de 20 años de antigüedad, podrían conllevar alguna futura avería.

En segundo lugar, ha recordado que con actuaciones como éstas se consigue continuar con el proceso de transformación que se ha desarrollado en la zona de las Viñas y el entorno del Parque de Gernika, "dando un aspecto renovado y sacando la modernidad del metro al exterior, a nuestras calles".

Por último, ha destacado los beneficios adicionales que supondrá poder "dar más vida y uso público a la zona, gracias a la ampliación del parque ya existente, donde instalaremos una zona infantil para nuestros txikis".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.