La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) en Cantabria ha denunciado una "maniobra de caza de brujas" por parte de mandos de este Cuerpo contra los representantes asociativos, y ha advertido que no van a "tolerar" ninguna actuación de este tipo.

En concreto, la AUGC ha denunciado la "persecución" que está sufriendo un agente al que se le ha abierto expediente disciplinario por no saber unos datos que le preguntó un oficial, contra el que a su vez el afectado ha cursado un parte.

El secretario general de la AUGC, Alberto Alegría, ha asegurado en rueda de prensa que se van a oponer a este tipo de actitudes por parte de determinados superiores, a título individual y como agrupación, y no van a consentir el "acoso y derribo" al que, según dijo, se les está sometiendo por defender los derechos de los guardias civiles.

"Somos conscientes de que nos hemos vuelto incómodos" porque "estamos luchando contra inercias centenarias de cierta parte de los mandos del Cuerpo", que "no se dan cuenta" de que "debe regir el imperio de la ley para todos", ha recalcado Alegría.

En este sentido, ha asegurado que desde la AUGC "no van a tolerar ninguna ocurrencia del jefe iluminado de turno" y van a defender "a "cualquier compañero", además de a sus asociados.

El agente al que han abierto expediente, que es responsable del área jurídica de la asociación en Cantabria, Pablo Pascual, que también compareció, considera que uno de los motivos de su "persecución" es no haber puesto "ninguna denuncia" desde el pasado mes de abril.

Al respecto, Alegría ha explicado que desde el Ministerio del Interior "se premia" con un plus de productividad a los agentes que interponen más denuncias, y hay "presiones" para que lo hagan, cuando en opinión de la AUGC éstas son consecuencia de su trabajo pero "no un fin en sí mismo".

"Ni el señor Rubalcaba (el ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba) quiere a la Guardia Civil, ni la Guardia Civil quiere a Rubalcaba", ha apostillado Pascual. MANIFESTACIÓN

Las diferencias que la asociación mantiene con la política del Ministerio, en concreto con la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, que dirige Francisco Javier Velázquez, le han llevado a convocar, junto con la Unión de Oficiales, el próximo día 18 en Madrid una manifestación, a la que según Alegría, la previsión es que asista una cifra muy superior a los 10.000 guardias civiles.

La asociación reclama que se regule la jornada laboral y se "equiparen" los derechos de la Guardia Civil con los de la Policía Nacional, respecto a la que lleva "14 años de retraso". "Una vuelta de turca más" ahora es "ir a por los representantes asociativos", ha reiterado Alegría, quien ha anunciado que en breve harán público otro caso que es "surrealista".

Sobre el caso de Pablo Pascual, se ha preguntado "quién está detrás de la actuación de este oficial que le ha abierto expediente, quien es el instigador y a quién beneficia".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.