Tarragona logra reducir los barracones pese al máximo histórico de alumnos que inician el curso

El director territorial de Educación en Tarragona, Vicent Villena, ha afirmado que en este curso se ha conseguido por vez primera reducir el número de barracones, de 211 a 197, "pese al máximo histórico de alumnos". En las dos ciudades más grandes la reducción es más significativa: de 37 a 15 en Reus, y de 34 a 18 en Tarragona ciudad.

El director territorial de Educación en Tarragona, Vicent Villena, ha afirmado que en este curso se ha conseguido por vez primera reducir el número de barracones, de 211 a 197, "pese al máximo histórico de alumnos". En las dos ciudades más grandes la reducción es más significativa: de 37 a 15 en Reus, y de 34 a 18 en Tarragona ciudad.

El delegado del Govern, Xavier Sabaté, ha justificado a partir de un "extraordinario crecimiento demográfico" el hecho de que la provincia tarraconense, junto a Girona, siga liderando el ranking catalán de aulas ubicadas en "instalaciones provisionales", conocidas popularmente como barracones.

Sabaté también ha criticado esta denominación, que considera peyorativa, porque, "salvo por una cuestión estética, las condiciones en estas aulas son buenas".

Villena ha subrayado la carencia de solares para construir nuevos centros, y lo largo y complejo del proceso urbanístico, "por lo que es difícil adecuar oferta y demanda" con cambios demográficos tan rápidos y profundos como los vividos en la última década.

El delegado de la Generalitat ha ido más allá y ha afirmado que "algunos ayuntamientos se han dormido". También ha reconocido que "otros ya han despertado" y que "sin crisis, con más recursos de la Generalitat, esta situación se habría podido resolver mejor".

Educación ha detectado ya un estancamiento en el crecimiento demográfico, y también en la llegada de población inmigrante. Según sus datos, ya hay poblaciones en las Terres de l'Ebre donde la matrícula ha bajado "hasta un 30%". "Este escenario se hará más visible en seis o siete años, pues decrece la población en edad de tener hijos", ha analizado Villena.

Un total de 110.123 alumnos, 5.000 más que en el curso pasado, inician mañana sus clases en el Camp de Tarragona. En los últimos seis años, esta cifra ha crecido en más de 22.500 alumnos (20,5%). En niños de 0 a 3 años, la matrícula se ha duplicado en los últimos cinco años hasta superar los 8.000 alumnos, "aunque el número de centros se ha triplicado, porque la oferta es más equilibrada en pueblos pequeños", ha explicado el director territorial.

La plantilla de profesores se incrementa este año en 86 docentes hasta rozar los 7.000. En los últimos cinco años ha aumentado en más de 1.000 profesores. Villena ha destacado el esfuerzo de contención en los recursos humanos, lo que "aumenta ligeramente el ratio de alumnos por profesor, de 15,3 a 15,8".

Asimismo, ha resaltado el esfuerzo por bajar hasta el 10% el porcentaje de interinos, y la estabilidad que supone la reducción de 20.000 a 8.000 cambios de destino, "que además se han dado a conocer por primera vez en junio, y no en agosto como hasta el curso pasado, lo que ha permitido al docente adaptarse y prepararse en su nuevo centro durante el mes de julio".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento