Una grúa de 30 metros de altura se desplomó ayer en el lateral de la Gran Via, a la altura de Glòries. El incidente ocurrió poco después de las tres de la tarde cuando la máquina, que estaba transportando un objeto hacia el interior del centro comercial, cayó desde lo alto de un edificio. En el accidente no se registró ningún herido, aunque sí daños en un coche que estaba aparcado en esa calle. También se produjeron daños en un edificio colindante. La circulación por el lateral estuvo cortada, mientras se desarmó la máquina, tarea en la que trabajaron otras tres grúas.