CAI y ADUNARE colaboran en atender necesidades básicas de inmigrantes y fomentar deporte en jóvenes de Oliver

La directora de la Obra Social de Caja Inmaculada (CAI), María González, y la directora de la Fundación Adunare, María Jesús Ruiz, han renovado el convenio de colaboración que ambas entidades mantienen desde 2008 para potenciar el Programa de Animación Deportiva (PAD), destinado niños y jóvenes que desarrollan en el barrio Oliver, y atender necesidades básicas de los inmigrantes que residen en esta zona de Zaragoza.
Portero fútbol sala
Portero fútbol sala
CAI

La directora de la Obra Social de Caja Inmaculada (CAI), María González, y la directora de la Fundación Adunare, María Jesús Ruiz, han renovado el convenio de colaboración que ambas entidades mantienen desde 2008 para potenciar el Programa de Animación Deportiva (PAD), destinado niños y jóvenes que desarrollan en el barrio Oliver, y atender necesidades básicas de los inmigrantes que residen en esta zona de Zaragoza.

Desde 2008, la Obra Social de CAI ha aportado 160.000 euros a la Fundación para desarrollar los dos programas citados, rehabilitar las instalaciones del taller de repostería del Centro Sociolaboral de las Fuentes, crear el Centro de Día para personas con enfermedad mental en el barrio de Torrero, con capacidad para 40 usuarios, y fomentar proyectos de convivencia intercultural.

El objetivo del Programa de Animación Deportiva es fomentar la práctica de deporte entre la población joven del barrio Oliver como medio de desarrollo integral e integración social. Además, está permitiendo consolidar estructuras deportivas estables que gestionan los propios vecinos.

Gracias a este programa, más de 80 niños y jóvenes, de entre 3 y 18 años, están realizando deporte federado en las modalidades de fútbol sala, baloncesto y voleibol.

Entre otras actividades, también destaca la Carrera Popular Oliver, una de las citas más importantes del calendario de Atletismo de Zaragoza, que se celebra el 5 de marzo.

Por otra parte, la colaboración de Caja Inmaculada permitirá reforzar la atención a necesidades básicas que se presta a la población de origen extranjero que reside en este distrito y facilitar su integración social. Esta labor se lleva a cabo desde el Centro Comunitario Oliver de la Fundación Adunare. En 2009, atendió a cerca de 300 personas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento