El coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, ha asegurado que el documento de Eusko Alkartasuna y la izquierda abertzale en el que piden a ETA un alto el fuego "verificable", es "importante" porque incorpora terminología utilizada por los mediadores internacionales.

En declaraciones a los medios tras el Consejo Político de la formación en Bilbao, Zabaleta ha indicado que es preciso reclamar con "firmeza" a ETA el fin de su violencia, pero también animar al Estado a que "escuche" a la sociedad vasca, que pide "normalidad democrática".

Respecto al documento de EA y la izquierda abertzale, ha destacado que no es un texto definitivo, sino "de trabajo", similar a otros que se están debatiendo, entre los que se encuentra alguno "aportado por Aralar".

Además, ha reconocido que el texto publicado en los medios "reproduce la terminología utilizada por los mediadores internacionales en el primero de los puntos" y, por tanto, es "un texto que hay que tomar en consideración". Para Zabaleta, la "terminología" utilizada por los mediadores internacionales e incluida en el citado documento de EA y Batasuna es "importante".

El responsable de Aralar ha advertido de que es preciso que no haya "ninguna otra posibilidad de fracaso" en un nuevo proceso de paz ni "de retorno a la lucha armada, como ocurrió en el caso, por ejemplo, de Lizarra-Garazi o de la última tregua".

"Euskal Herria hace una demanda a ETA muy clara, es un cese permanente, no sólo verificable, sino que sea también para siempre y que sea unilateral, sin precio político", ha añadido.

Todos los "demócratas"

"La evolución política siempre se realiza a través de unas bases y de unos cauces en los cuales es necesario que, todos los que son en este país demócratas, estén por la defensa de los principios democráticos", ha expuesto.

Respecto a estos principios democráticos, ha dicho que son la paz, los derechos humanos, el respeto a la vida y la igualdad de todos los ciudadanos, a los que se suman los derechos civiles y políticos.

En este sentido, ha indicado que Aralar hace "un llamamiento a toda la sociedad y todas las fuerzas y agentes políticos para que, en estos momentos que pueden ser importantes, seamos capaces de mirar con firmeza pero también, a la vez, con generosidad".

"Hay que defender todos los derechos humanos sin excepción y, por ello mismo, también los civiles y los políticos. Con la misma firmeza con la que requerimos el cese unilateral y sin contraprestaciones en el uso de la violencia por parte de la organización ETA, requerimos también al Estado que atienda, que tenga la capacidad de escuchar a esta sociedad, que lo que busca es una normalidad basada en los principios democráticos", ha explicado.

A su entender, en la defensa de los derechos humanos y de los civiles y políticos deberían estar de acuerdo todos los partidos, "desde el PP hasta Aralar, pasando por todos los demás". "Nosotros hacemos esa invitación sin ninguna exclusión", ha expresado.

Sobre una posible tregua de la banda terrorista, ha insistido en que ETA, que "se fundó por motivos políticos" y cuyos integrantes han venido militando en la misma por esos mismos "motivos políticos", debe abandonar su violencia "de forma definitiva sin contraprestaciones políticas y, por tanto, unilateralmente", también por "motivos políticos". ABRIL

Por su parte, el vicecoordinador de Aralar, Jon Abril, ha reconocido que es "obvio" que están manteniendo "relaciones tanto con Batasuna como con EA" sobre el citado documento que se ha dado a conocer en los medios, pero también sobre otros textos que la propia Aralar "ha puesto encima de la mesa" y que recogen "la hoja de ruta que se debería desarrollar tanto para la pacificación como para la normalización política".

"Vamos a seguir trabajando para intentar llegar a acuerdos en esos temas. Creemos que es ETA quien tiene que dar el paso a través de unas medidas unilaterales, que eso facilitaría cualquier otro acuerdo, no sólo entre partidos del ámbito más abertzale, sino también de otras fuerzas políticas, y que eso sería un auténtico revolcón", ha agregado.

Por otro lado, ha explicado que el Consejo Político reunido en Bilbao es un órgano de análisis y consultivo, por lo que no ha tomado ninguna decisión aunque sí ha estudiado la actual situación política y económica.

Abril ha señalado que han hablado de asuntos como la crisis económica, la reforma laboral o financiera y las medidas tomadas por las instituciones en asuntos sociales, educativos y sanitarios.

De igual modo, en el Consejo Político de Aralar se ha tratado sobre la actualidad política vasca, desde el objetivo de su partido de "dar respuesta a la sociedad" que exige "paz y normalización política, una respuesta que también debe surgir desde el resto de formaciones políticas y agentes sociales".

"Todos tenemos que adoptar medidas y compromisos para alcanzar la paz, que es la prioridad en este momento, lo que facilitará también un acuerdo político entre diferentes. Nos demanda la sociedad, es hora de actuar, de dar respuestas a la sociedad", ha asegurado.

A su juicio, partidos y agentes sociales deben ser "responsables" para atender la demanda social, porque "es el momento para la paz" y de "hacer esfuerzos generosos pero, a su vez, también ser contundentes y firmes" en "principios básicos como el derecho a la vida" y el resto de derechos humanos.

Abril ha mostrado su confianza en que, si "todos" adquieren unos "requisitos mínimos", se podría afirmar que "Euskal Herria puede estar en una situación privilegiada".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.