El Centro Tecnológico de la Agroindustria Onubense (CT Adesva), —situado en el parque industrial La Gravera de Lepe (Huelva)—, ha conseguido controlar durante la campaña de la fresa, el pulgón, una de las principales plagas que afectan a las plantaciones, mediante la suelta de parasitoides como 'Aphidius Colemani' y depredadores, entre otros, así como mediante la aplicación de tratamientos.

Según han informado a Europa Press desde la Delegación de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, éstas son algunas de las conclusiones a las que han llegado los técnicos del centro tecnológico tras realizar durante la última campaña en la parcela experimental del CT Adesva, un estudio comparativo de la lucha biológica en el cultivo, es decir, el control biológico de las plagas con el uso de predadores naturales y parasitoides, entre otras técnicas, frente a las convencionales, mediante un ensayo con dos variedades de fresa que se cultivan en la provincia, la Camarosa y la Candonga.

De este modo, con las técnicas aplicadas en el ensayo se ha logrado alcanzar "un equilibrio" entre las plagas y sus depredadores y/o parásitos, de forma que los primeros se han mantenido a unos niveles con los que el cultivo se ha podido desarrollar con normalidad, aunque la aplicación de este tipo de lucha biológica contra las plagas requiere de "una importante dedicación y seguimiento del comportamiento de los depredadores y parásitos".

La plaga de 'Tetranychus Urticae' (araña roja) ha estado "muy controlada" a lo largo de toda la campaña, tanto en los invernaderos en los que se ha aplicado lucha biológica, como en los de lucha convencional, por lo que "no ha sido necesario realizar ningún tratamiento químico".

Por su parte, las larvas de 'Frankliniella occidentalis' (trips) han sido controladas en los cultivos de lucha convencional desde el mes de abril, mientras que en la biológica, donde aparecen a partir de marzo, no se han observado daños en flores y frutos hasta el mes de mayo, donde aún así, el porcentaje de afección ha sido muy bajo.

En cuanto al rendimiento de la planta, se ha obtenido una mayor producción total en lucha convencional que en la biológica, tanto en la variedad Camarosa como en Candonga con diferencias de 126 gramos/planta y 211 gramos/planta respectivamente.

El estudio, realizado a petición del propio sector fresero, ha estado coordinado y supervisado por la Asociación Onubense de Productores y Exportadores de Fresas (Freshuelva) y el departamento de Sanidad Vegetal de la Junta de Andalucía.

El CT Adesva, integrado en la Red de Espacios Tecnológicos de Andalucía (RETA), es una asociación privada sin ánimo de lucro que tiene como objetivo incrementar la competitividad del tejido productivo de la agroindustria onubense y andaluza y promover el desarrollo de nuevas oportunidades de negocio en el sector.

Consulta aquí más noticias de Huelva.