Nuevos dientes, rápida regeneración ósea, curar la ceguera y el Crohn... ¿un sueño?

  • El uso de células madre amplía cada vez más el abanico de posibilidades para su aplicación.
  • Problemas coronarios, de piel, de huesos o enfermedades crónicas, podrían tener cura antes de lo que pensamos.
  • Microscopio: entre la esperanza y la polémica.
Células madre y tratamientos a partir de éstas, un asunto a debate desde hace años.
Células madre y tratamientos a partir de éstas, un asunto a debate desde hace años.
ARCHIVO

La medicina regenerativa a base de terapias con células madre siguen avanzando hacia soluciones que hace bien poco eran inimaginables. Si bien, algunas de estas terapias necesitarán de un mayor desarrollo, lo cierto es que el camino ya se ha iniciado y, quizá, pronto podría hablarse de soluciones a la ceguera corneal, a la enfermedad de Crohn o la limitada regeneración de tejido óseo.

Existen varias investigaciones, de las que se hacen eco y recopilan en Muy Interesante, encaminadas a poner solución a muchos e importantes problemas, en diferentes partes de nuestro cuerpo, que antes no la tenían.

Cabeza

La ceguera corneal podría ser reversible, de acuerdo con el estudio de varios científicos de la Universidad de Valladolid, que afirmaban que con un tratamiento de células madres casi 9 de cada 10 casos podrían evitarse.

Desde el Dental Institute os King's College (Londres), el especialista Paul Sharpe ha conseguido en ratones que los dientes vuelvan a crecer usando en encías células plutipotenciales.

Tronco

Desde la Universidad de Granada dieron a conocer la existencia de unas células, procedentes de la materia grasa, que podían metamorfosearse en células del corazón capaces de contraerse. Hace pocos días también se daba a conocer una investigación en el mismo camino, procedente de la Clínica Mayo, en la que se concluía que las células madre podían reparar el tejido dañado del corazón.

La pérdida de grasa pectoral tras una mastectomía también podría solucionarse con una terapia regenerativa a través de células madre, tal y como intentan demostrar desde el Bernard O'Brien Institute, de Australia.

En el aparato digestivo, los intestinos pueden resultar unos grandes beneficiados de este tipo de terapias. Por un lado, encontramos los trabajos que se están desarrollando en el Hospital Clinic de Barcelona, encaminados a poner fin a una enfermedad crónica como es el Crohn, a través de un proceso por el que se requiere quimioterapia para después repoblar el sistema inmune con células no diferenciadas extraídas de la médula del propio paciente. Por otro lado, desde la Nara Medical University, Japón, también llegaron avances en esta parte del cuerpo: el equipo del investigador Yoshiyuki Nakajima logró desarrollar un intestino de dos milímetros de ancho y cinco de largo, completamente operativo.

Huesos

Su capacidad regenerativa puede aumentarse a través del uso de células madre adultas que, unidas con proteínas BMP, son capaces de originar células (osteoblastos y condroblastos) que den lugar a huesos y cartílagos. Investigadores de la Universidad de Estrasburgo trabajan en este proceso. Desde la Universidad de Columbia, un estudio en el mismo sentido afirmaba que este tipo de tratamiento sirve para reparar y regenerar articulaciones dañadas.

Otras terapias están encaminadas, por ejemplo, a solucionar el envejecimiento prematuro de la piel y la incontinencia urinaria, por ejemplo. También se ha logrado, por ejemplo, generar espermatozoides.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento