Amenábar Oscar subportada
Amábar posa con el Oscar a la mejor película extranjera. Mike Blake/Reuters

"Esta película está basada en la vida de un hombre que pese a su deseo de morir emanaba mucha luz a su alrededor, así que la primera parte de ese premio le pertenece, donde quiera que esté", dijo Amenábar en su discurso de agradecimiento.

"La segunda parte es para Javier Bardem por su excelente actuación y su generosidad".

La tercera dedicartoria fue para el resto del equipo.

El largometraje, dirigido por Alejandro Amenábar, tenía como uno de sus principales activos la interpretación aclamada por la crítica de su protagonista, Javier Bardem. Su retrato de Sampedro, que quedó paralítico tras sufrir un accidente practicando submarinismo, le valió el premio al mejor actor en el Festival de Cine de Venecia el año pasado.

Bardem fue candidato al Oscar al mejor actor hace cuatro años por su interpretación del escritor y activista homosexual cubano Reinaldo Arenas en "Antes que anochezca", pero no fue nominado este año por "Mar adentro".

LA PELÍCULA

"Mar adentro" ganó 14 Goyas el mes pasado, incluyendo el de mejor película, mejor director, mejor actor y mejor actriz, y estimuló el debate sobre la eutanasia en España.

Ramón Sampedro se suicidó en 1998 y su amiga Ramona Maneiro admitió el mes pasado que le ayudó a morir poniendo una bebida con cianuro junto a su cama con una pajita antes de grabar sus últimos momentos en vídeo.

La Policía detuvo a Maneiro tras su muerte, pero no pudo demostrar que preparara la bebida. Miles de españoles se declararon responsables de ello.

UN GRAN DIRECTOR
Amenábar, que aunque nació en Chile ha crecido en España, se hizo una reputación internacional con el thriller de 2001 "Los Otros", que protagonizó Nicole Kidman. También escribió la música para "Mar adentro".

CUARTA PELÍCULA ESPAÑOLA
"Mar adentro" es la cuarta película española en llevarse el Oscar a la mejor película en habla no inglesa, después de "Volver a empezar", de José Luis Garci, "Belle Epoque", de Fernando Trueba y "Todo sobre mi madre", Pedro Almodóvar. También estaba nominada al Oscar al mejor maquillaje, que finalmente se llevó "Una serie de catastróficas desdichas".

No tuvo suerte el otro español que optaba a un Oscar, Nacho Vigalondo, que no se llevó el premio al mejor corto de ficción con "7.35 de la mañana".

La otra alegría para la lengua española fue el Oscar a la mejor canción concedido al uruguayo Jorge Drexler.

El Rey ha felicitado personalmente por teléfono a Amenábar, según informaron fuentes del Palacio de la Zarzuela.

"SE PASA MAL"
"Se pasa mal", admitió el siempre calmado Amenábar, acompañado en su victoria en la categoría de mejor película en lengua extranjera por el productor Fernando Bovaira, de la productora Sogecine.

Amenábar insistió en que los premios son impredecibles y aunque "Mar adentro" tenía todas las apuestas a su favor, los últimos minutos en el teatro Kodak de Los Angeles los vivió muy nervioso.

"Ahora llamaré enseguida a Javier", añadió presuroso en referencia al actor protagonista de su película, Javier Bardem, que optó por seguir la ceremonia a través de la televisión en España, en lugar de acudir en persona a la ceremonia.

Enamorado del cine desde su infancia, Amenábar admitió que había soñado con recibir el Oscar.

"Es el premio, en especial para un cineasta, con el que siempre fantaseas. Es un icono y es increíble su capacidad de convocatoria", explicó algo más relajado.

"Pero con los años he aprendido a verlo con más distancia", añadió agarrando la estatuilla con cariño.

Mientras hablaba, sus ojos de cinéfilo no pudieron alejarse de la ceremonia en un monitor cercano en el que se anunciaba la victoria de Clint Eastwood como director por "Million Dollar Baby".

Aun así, se mantuvo fiel a su reencontrada tranquilidad y con una sonrisa de oreja a oreja ofreció lo que considera es el mejor consejo en estas ceremonias.

"Lo mejor es pasar desapercibido", explicó con la brillante estatuilla reluciente en sus manos y encaminando sus pasos a "alguna de las fiestas" para celebrar su primer Oscar y la cuarta victoria de una cinta española en la categoría de mejor película en lengua extranjera en Hollywood.