Zapatero en la Expo de Shangai
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, junto al máximo responsable del Partido Comunista en Shanghái, Yu Zheng Sheng, durante la inauguración del Día de Honor de España en la Exposición Universal. Emilio Naranjo / EFE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, admitió este lunes que no habrá reformas fiscales "sustanciales" en los próximos presupuestos generales del Estado y señaló que, en todo caso, los cambios que se efectúen dependen de las negociaciones en marcha con los grupos parlamentarios.

En rueda de prensa en Shangai, Zapatero reconoció que el Gobierno dialoga de manera "preferente" con el PNV y, ante sus demandas de más autogobierno para el País Vasco, aseguró que está dispuesto a hablar sobre "todo lo que sean transferencias dentro del marco estatutario y que además incidan en temas económicos y de empleo".

Tras recordar que otras formaciones políticas, como Coalición Canaria, CiU y UPN, también ejercen una tarea de oposición "constructiva, pero con sentido de la responsabilidad", rechazó que el PP pueda criticar esas negociaciones cuando en 1996 se llegó a aplicar el artículo 150.2 de la Constitución para aprobar "presupuestos e investiduras".