El Consell impulsa, a través del Inescop, el desarrollo de un calzado que protege, hidrata y repara el pie

El Consell ha impulsado, a través del Instituto Tecnológico del Calzado (Inescop) el desarrollo de un calzado que protege, hidrata y repara el pie, además de aportarle propiedades aromáticas y fungicidas, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

El Consell ha impulsado, a través del Instituto Tecnológico del Calzado (Inescop) el desarrollo de un calzado que protege, hidrata y repara el pie, además de aportarle propiedades aromáticas y fungicidas, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Según Inescop, el calzado, al impedir la libre circulación del aire, es un ambiente "perfecto para el desarrollo de hongos y bacterias". Por ello, este instituto desarrolla unas microcápsulas de biocidas naturales que, integradas en el forro y la plantilla del calzado, "impedirán la proliferación de estos microorganismos".

El principal objetivo del proyecto es incorporar en el calzado, mediante microcápsulas, aceites esenciales utilizados normalmente en la cosmética del pie, para un cuidado continuado. El contacto continuo del zapato con el pie lo convierte en un soporte potencial para la aplicación de estas sustancias. Estos componentes impiden la proliferación de microorganismos en el pie, causantes de determinadas infecciones y del mal olor.

Además, Inescop, en colaboración con el Instituto Tecnológico de Informática (ITI), trabajará en el desarrollo de un método económico que evalúe el efecto de los aceites esenciales. Para ello, empleará las llamadas 'narices electrónicas', que caracterizarán la actividad de los microorganismos presentes en el pie y en el calzado, causantes del mal olor.

La microencapsulación es una técnica emergente en el sector calzado. El método empleado es la impregnación, que consiste en aplicar el producto directamente en la superficie, obteniendo la liberación de forma muy rápida con un efecto muy breve.

Sin embargo, la técnica de la microcápsula tiene la ventaja de que "protege el producto mediante una barrera física que permite una liberación controlada, reduciendo su velocidad de evaporación y asegurando una acción prolongada y en contacto con el pie".

El Consell ha destinado en 2010 un total de 47 millones de euros para respaldar la actividad de los Institutos Tecnológicos de la Comunitat. Actualmente, el calzado fabricado en España, y en la Unión Europea en general, "camina hacia nuevos conceptos en los que la incorporación de elementos 'activos' van a tener un importante papel como valor añadido de competitividad e innovación", según la Generalitat.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento