M.El volumen de residuos urbanos generados en Andalucía crece 1,4 millones de toneladas en los últimos 10 años

El nuevo Plan de Residuos No Peligrosos, que está listo a finales de año, contará con una inversión de 2.000 millones de euros
Niña Reciclando En Un Contenedor De Plástico
Niña Reciclando En Un Contenedor De Plástico
EP

El volumen de residuos urbanos generados por la población en Andalucía ha aumentado en los últimos diez años en 1,4 millones de toneladas, lo que significa que si en 1999 cada habitante emitía 1,19 kilos de basura al día, en el año 2008 la ratio era de 1,66 kilos por habitante y día.

Así, según los datos facilitados a Europa Press por la Consejería de Medio Ambiente, desde que se inició el Plan Director Territorial de Gestión de Residuos Urbanos de Andalucía (1999-2008), la generación de residuos urbanos ha crecido de manera "significativa y sostenida", pasando de los 435 kilos de basura al año que emitía cada habitante en 1999 a los 606 generados en 2008.

Frente a ello, según recoge la evaluación de dicho Plan, cuyos objetivos son el apoyo de la recogida selectiva de residuos, la consolidación de una estructura regional de centros de tratamiento o la recuperación al máximo de la fracción orgánica, se han superado las previsiones en cuanto al número de infraestructuras de gestión activas, con un total de 117 frente a las 115 previstas.

Estas 117 instalaciones se reparten entre 23 plantas de recuperación y compostaje con vertederos de apoyo, 26 plantas de clasificación, 63 estaciones de transferencia de residuos y cinco vertederos. Además, existe una red de 145 puntos limpios construidos, 25 más proyectados y varias instalaciones móviles.

Por otro lado, en cuanto a la recogida de residuos, en Andalucía el modelo consolidado se apoya en cuatro contenedores: contenedores de vidrio, papel-cartón, envases (plástico, metálicos y multicapa) y fracción resto, en la que se incluye la materia orgánica —salvo en Córdoba, donde la fracción resto va al contenedor de envases—.

En cuanto a dotación de contenedores, Medio Ambiente destaca que "se han cumplido sobradamente las previsiones del Plan Director de Residuos", pues la cifra se ha incrementado en estos años, superándose en todas las modalidades la ratio de un contenedor por cada 500 habitantes.

Concretamente, para vidrio, la ratio es de 1 por cada 353 habitantes; 1 por cada 314 habitantes para papel y cartón y 1 por cada 153 habitantes para envases ligeros.

En lo que se refiere a la recogida, en 2008 el volumen de vidrio recolectado asciende a 125.105 toneladas, lo que supera las 113.064 previstas en el Plan de 2008 (110%); mientras que para papel y cartón los objetivos se han cumplido al 98 por ciento, recepcionándose en 2008 155.104 toneladas frente a las 157.054 previstas para 2008.

Si se atiende a las aportaciones por habitante, las cifra actuales suponen una mejora con respecto a la fecha en la que se inició el Plan Director Territorial de Residuos. Así, si las previsiones de aportación de vidrio eran de 15 kilos por habitante y año, en 2008 fueron 15,3 kilos; mientras que para papel y cartón se aportaron 19,7 kilogramos frente a lo que estimaba en 1999, que eran 22 kilos por habitante y año. En el caso de los envases ligeros, para los que no se marcaron objetivos, fueron 1,17 kilogramos por habitante y año.

Tasas de reciclado

Respecto a la tasa de reciclado de envases, Andalucía no alcanza la media establecida en los objetivos iniciales, ya que el índice de reciclado es del 48 por ciento frente al 55 por ciento fijado en el Plan. Por fracciones, en Andalucía se recicla un 45 por ciento de los envases ligeros puestos en el mercado, un 58 por ciento de papel y cartón y un 43 por ciento del vidrio.

En el marco del tratamiento de residuos, en Andalucía existen 23 plantas de compostaje en funcionamiento, que procesan la mayor parte de los residuos domiciliarios, generándose al año 165.000 toneladas de compost, lo que representa un seis por ciento de todos los residuos que llegan a las plantas.

En cuanto a su calidad de éstos, normalmente se pueden clasificar como Categoría C de acuerdo con la normativa de fertilizantes. En relación a la venta, la mayor parte del compost se destina a la agricultura, aunque se están estudiando nuevas alternativas de uso (sellado de vertederos, espacios degradados u obras públicas, entre otros).

Por otro lado, En el periodo de vigencia del Plan Director Territorial de Gestión de Residuos Urbanos de Andalucía también se han implantado nuevas instalaciones de gestión en el ámbito de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) y los neumáticos fuera de uso (NFU).

En lo referente a RAEE, en 2008, se recogieron 10.742 toneladas, de la cuales, el 89 por ciento procede de hogares particulares, lo que supone una emisión de 1,13 kilos de estos residuos por habitante y año.

Respecto a los residuos de construcción y demolición (RCD), en la actualidad existen en Andalucía unos 30 plantas de valorización, la mayoría de ellas privadas, además de vertederos de residuos inertes y canteras. Sin embargo, existen zonas del territorio que carecen de este tipo de infraestructuras.

Por otro lado, el porcentaje de valorización de residuos plásticos agrícolas está en el 93,4 por ciento, siendo las tasas actuales de reciclado del 83 por ciento en el caso del plástico acolchado, del 84 por ciento para túneles pequeños y del 98 por ciento para invernaderos.

Clausura de vertederos

Al final del periodo de vigencia del Plan, se han clausurado un total de 232 vertederos en Andalucía, frente a los 113 previstos, por lo que, tal y como señala Medio Ambiente, "se han cumplido ampliamente los objetivos marcados". Para ello, se han invertido 45,9 millones de euros.

El mayor número de vertederos se ha clausurado en Almería, con 67 sellados, seguida de Granada, con 39; Jaén (33), Sevilla (26), Huelva (24), Málaga (20), Córdoba (12) y Cádiz (11). Esto supone un total de 2.067.000 metros cuadrados de área sellada y 2.554.791 metros cuadrados de área regenerada.

Nuevo plan de residuos no peligrosos

La Consejería de Medio Ambiente está ultimando en la actualidad el nuevo Plan de Residuos No Peligrosos, que avanzará en la recogida selectiva, en la recuperación y reutilización de los materiales y en la consolidación de una estructura regional de centros especializados en el tratamiento de estos residuos.

El futuro plan, que se prevé sea aprobado a finales de año, movilizará una inversión estimada de 2.000 millones de euros y fijará las bases que regirán la política en materia de residuos no peligrosos en Andalucía hasta el año 2019.

Entre sus principios rectores se encuentran la aplicación del principio de jerarquía en la gestión, la prevención en la generación de residuos, la minimización del depósito en vertedero que pasa por priorizar la valorización material y energética, la transparencia de precios, el acceso a la información y la participación ciudadana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento