Gobierno aprueba amplio plan para dinamizar economía española
Reuters Reuters

El primer paquete, de un centenar de medidas, tiene como objetivo introducir mayor competencia en sectores y fomentar fiscalmente el uso de tecnologías de información.

En el sector de las telecomunicaciones, el Gobierno quiere introducir más competencia y favorecer la aparición de nuevos operadores a través de los servicios de voz sobre IP y de los operadores móviles virtuales.

Además, se regulará la transmisión de los derechos del uso del dominio público radioeléctrico.

En el sector de la energía, el objetivo es aumentar la competencia, favorecer la libre elección de los usuarios y una fijación de tarifas más transparente.

Para ello, el Gobierno aprobó reducir al 1% el porcentaje de participación de los accionistas en Red Eléctrica con la única excepción del Estado. Además aplazará a 2006 la liquidación definitiva de los CTC (ayudas para la liberalización que recibe el sector) correspondiente a 2004.

El Ejecutivo aprobó también que las empresas eléctricas tienen que asumir el coste de la gestión de los residuos radiactivos - hasta ahora imputado a los consumidores - y, por último, puso en marcha medidas para facilitar el cambio de suministrador y para el desarrollo efectivo del Mercado Ibérico de Electricidad.

En el sector de los hidrocarburos gaseosos, el Gobierno pondrá en marcha medidas destinadas a facilitar el cambio de suministrador. En el sector de los hidrocarburos líquidos, se da una mayor transparencia en la información de los precios suministrada por las estaciones de servicio.

En el ámbito del transporte ferroviario, se creará un regulador ferroviario independiente y se pone en marcha un plan de desinversión de RENFE en empresas competidoras en el transporte de mercancías.

En cuanto al transporte aéreo, se revisa el cálculo de las tasas aeroportuarias teniendo en cuenta variables como las franjas horarias de los vuelos.

En el transporte marítimo, se impulsa la competencia en la prestación de servicios portuarios, tales como la carga y descarga.

En los servicios postales, se creará un organismo regulador independiente para el sector postal y se equipará el tratamiento fiscal de Correos al del resto de sus competidores.

El Gobierno ha aprobado también un conjunto de medidas fiscales que pretenden apoyar a determinados sectores sensibles, como el turístico y el textil.

Además, se estimula la inversión empresarial en tecnologías de la información mediante el incremento del 10% al 15% de la deducción en el Impuesto de Sociedades por inversiones en tecnologías de la información realizadas por pymes.

En el ámbito de la distribución comercial, se eliminan las trabas a los distribuidores mayoristas y minoristas (estancos) en el mercado de tabaco.

El paquete de medidas aprobado hoy incluye también actuaciones para favorecer el desarrollo del mercado de alquiler de viviendas. Así, se contempla la creación de la Sociedad Pública de Alquiler; la flexibilización del régimen fiscal especial de las sociedades dedicadas al arrendamiento de viviendas y se permite la promoción de vivienda a las instituciones de inversión colectiva inmobiliaria.

Además, en el ámbito de los mercados financieros, se moderniza el régimen administrativo de las entidades de capital riesgo, con el fin de favorecer la creación de nuevas empresas y apoyar a los emprendedores. También se traspone la Directiva de folletos y se reducen las tasas cobradas por la CNMV.