Carla Bruni y Woody Allen
Carla Bruni y Woody Allen durante el rodaje de Midnight in Paris. EP

El cineasta estadounidense Woody Allen, que en el rodaje de su última película Midnight in Paris ha contado con la primera dama francesa Carla Bruni, ha desmentido este martes que la ex modelo tuviera que repetir hasta 32 veces la misma toma. "Ni siquiera fueron diez", ha sostenido Allen.

Varios medios aseguraban que Bruni había logrado sacar de quicio a Woody Allen

El director de Misterioso asesinato en Manhattan lo ha confirmado así en un encuentro con los medios celebrado en el Hotel de la Reconquista de Oviedo, con motivo de la presentación de Conocerás al hombre de tus sueños.

Según indicaron hace semanas varios medios de comunicación, Bruni habría necesitado por lo menos 35 tomas para rodar una escena de diálogo libre en la que ella simplemente tenía que entrar y salir de una tienda llevando una baguette.

"Se resistía a no mirar fijamente a la cámara, algo que acabó irritando a Woody Allen", comenta una fuente anónima al periódico británico Daily Mail. "La escena de la baguette no podía ser más simple, pero Carla quiso hacerla grande", añadió. El director "intentó en todo momento ser respetuoso" hacia la primera dama de Francia, "sobre todo desde que llegó rodeada de sus guardaespaldas".

Ahora, el propio Allen ha desmentido estas informaciones.