Ecologistas en Acción se ha felicitado por la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa para la autopista Dos Mares, un proyecto "megalómano" que en su opinión "profundiza en un modelo de movilidad insostenible".

En un comunicado, Ecologistas destaca que la declaración, formulada recientemente por la Secretaría de Estado de Cambio Climático, no sólo incide en el "enorme impacto ambiental" de la autopista, sino también en su inviabilidad económica.

La organización recuerda que, tal y como dijo en su día en las alegaciones, la autopista hubiera generado un impacto ambiental "irreversible" sobre áreas bien conservadas de Cantabria y norte de Burgos, afectando tanto a sus valores naturales "intrínsecos" como extrínsecos, especialmente a su función de corredor faunístico entre la Cordillera Cantábrica y el Sistema Ibérico.

Según Ecologistas, la autopista hubiera producido un daño ambiental "irreparable" sobre los espacios protegidos, al contribuir de manera definitiva a su aislamiento.

En este sentido, destaca que hubiera supuesto una "afección significativa" sobre la Red Natura 2000, sobre 11 Lugares de Importancia Comunitaria (LICs) y 7 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPAs), afectando directamente a 19 tipos de hábitat, 7 de ellos de carácter prioritario, provocando daños al paisaje y el patrimonio natural a lo largo de todo su trazado.

A su juicio, el proyecto resultaba "incompatible" con la conservación de la biodiversidad, pero "el talón de Aquiles" del mismo radicaba en su estudio de rentabilidad económico-financiero que "vulneraba flagrantemente" la normativa en vigor y no se podía ejecutar si no era con la aportación económica directa del Estado mediante un crédito participativo que cubriera el 40% de la inversión inicial "en abierta contradicción" con el régimen de concesión.

Precisa que, tal y como reconoce la DIA, el proyecto presentaba dudosas conclusiones sobre su rentabilidad económica financiera y debería haber considerado otras alternativas, siendo la autopista explotada en régimen de peaje, la única alternativa planteada.

En opinión de Ecologistas en Acción, las decisiones "caprichosas" tomadas en su día sobre infraestructuras viarias de alta capacidad, se empiezan a mostrar "de forma descarnada".

"No resulta aventurado afirmar que con las inversiones realizadas hasta el momento en el tramo Solares-Torrelavega de la A-8, estaríamos con el tramo finalizado si se hubiera utilizado el sentido común, ejecutando la variante norte por Solía y Parbayón. Ahora sólo cabe esperar a que la financiación privada se encargue de aportar los recursos necesarios para finalizar las obras", agrega.

Según la organización, "la situación prolongada de crisis económica sigue resultando el marco idóneo para replantearse el modelo de movilidad insostenible que padecemos, basado en una oferta disparatada de más y más infraestructuras y el uso masivo del vehículo privado".

"El anuncio del pago por uso de las infraestructuras va por el camino de la sostenibilidad y tendremos ocasión de comprobarlo bien pronto, cuando se finalicen los tramos de la A-8 pendientes, en los que habría que implantar un peaje que esperemos no sea en sombra, o sea, a cargo de los presupuestos del Estado o de Cantabria", concluye.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.