La 'Marcha a Bruselas', contra la reforma laboral y por los derechos sociales, ha llegado este viernes a la localidad leridana de Vielha, la última parada antes de adentrarse en territorio francés.

Según los voluntarios, a lo largo de esta séptima etapa, de unos 42 kilómetros, "sólo siete personas han logrado llegar andando, el resto, que ascienden a quince, han recurrido a uno de los coches-escoba con los que cuenta la marcha".

Cansancio, dolores, molestias y heridas han sido los causantes de que muchos de los voluntarios hayan tenido que terminar la etapa en coche. Este sábado, día 21 de agosto, la 'Marcha a Bruselas' llega a la ciudad francesa de Fos-sur-Mer.

Consulta aquí más noticias de Huesca.