En rueda de prensa en la sede central del PP en Madrid, González Pons ha asegurado que si no se hubiera producido la compra de votos, "el Gobierno en Baleares hoy sería otro". "No estamos ante un fraude electoral más, sino ante un gran fraude electoral más porque es un fraude electoral que cambia el resultado de unas elecciones. Si los votos comprados no se hubieran comprado, el resultado sería otro y el Gobierno de Baleares hoy sería otro", ha afirmado.

"Eso quiere decir —ha añadido— que el señor Antich basa su Gobierno en un fraude electoral y que la dignidad democrática exige que el señor Antich no sea presidente de Baleares ni un minuto más". González Pons ha incidido en que "hay razones para pensar" que la Presidencia del Gobierno autonómico que ejerce Antich "ha sido comprada con dinero". "Ha llegado la hora de que el PSOE dé una explicación pública sobre si se compraron votos o no", ha concluido.