Zonas de las nueve provincias de Castilla y León estarán mañana en situación de alerta amarilla por las altas temperaturas que se prevé puedan alcanzar los 36 grados en las horas centrales de la jornada, según datos de la Agencia Española de Meteorología, recogidos por Europa Press.

Las situaciones de riesgo por calor afectan prácticamente a la totalidad de las zonas de la meseta del norte, así como a la comarca leonesa de El Bierzo, el norte de Burgos y las sierras del sur de Ávila y de Salamanca.

El aviso de nivel amarillo por temperaturas máximas afecta principalmente a las horas comprendidas entre el mediodía y las nueve de la noche.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.