La Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, a través de la Orden de incentivos de la Agencia Andaluza de la Energía, Andalucía A+, aprobó desde febrero de 2009 hasta julio de 2010 un total de 4.028 proyectos que recibieron un incentivo de 8,1 millones de euros para una inversión de 23 millones.

Estos proyectos están dirigidos al ahorro y la eficiencia energética, las instalaciones de energías renovables y de aprovechamiento energético, la mejora de infraestructuras energéticas y la realización de estudios y auditorías, según informó la Junta en un comunicado.

A nivel regional, la provincia se sitúa en tercera posición en número de proyectos incentivados por detrás de Sevilla, con 5.678 proyectos, y Granada, con 4.564. La Orden de Incentivos de la Energía moviliza en el sector una inversión superior a los 682 millones de euros en Andalucía.

La gran mayoría de estos incentivos correspondieron a ciudadanos y agrupaciones de ciudadanos que realizaron actuaciones como instalaciones solares térmicas para obtener agua caliente, calefacción de viviendas con biomasa mediante chimeneas tecnológicas y estufas que utilizan como combustible 'pellets', o la adquisición de vehículos híbridos.

No obstante, también se presentaron proyectos por administraciones locales y otras instituciones para la reducción del consumo energético, como los Planes de Optimización Energética (POEs), para mejorar la eficiencia de instalaciones de alumbrado exterior, la gestión de flotas municipales o para planes de movilidad urbana sostenible.

En cuanto a las actuaciones con energías renovables destacaron los incentivos concedidos para las instalaciones de generación de energía térmica en edificios, y en particular para la instalación de calderas para calefacción y climatización que utilizarán como biocombustibles biomasa.

Este programa le permite al ciudadano solicitar, tramitar y obtener un incentivo a través de las empresas adheridas, que aplicarán directamente la ayuda concedida en la factura. Es el propio establecimiento el que realiza toda la tramitación de forma telemática en representación del ciudadano.

Por otro lado, el incentivo que pueden recibir las grandes empresas varía según el número de trabajadores. Así, aquellas que tienen más de 250 trabajadores será de hasta el 60 por ciento; las medianas empresas —entre 50 y 250 trabajadores— hasta el 70 por ciento y las pequeñas empresas —menos de 50 trabajadores—, hasta el 80 por ciento.

Se establecen, además, dos categorías de proyectos a incentivar: los que fomentan el ahorro y la eficiencia energética y aquellos que impulsan energías procedentes de fuentes renovables.

En cuanto a los proyectos de ahorro y eficiencia energética de las empresas, esta orden apoya iniciativas relacionadas con la reducción del consumo en edificios y equipamientos, con la mejora de la eficiencia energética en el transporte y con la sustitución de combustible o energías tradicionales por otros menos contaminantes y que ahorren más.

En relación a los proyectos empresariales de energías procedentes de fuentes renovables, se respaldarán aquellos en los que se potencia la producción de electricidad y energía térmica, o una combinación de ambas aprovechando como energía primaria el sol, el viento, la biomasa, y otras fuentes como las mareas o las olas.

Las solicitudes, que se podrán presentar hasta el 30 de diciembre de 2014, se tramitarán y cumplimentarán a través de la web de la Consejería de Economia, Innovación y Ciencia http://web.ceic.junta-andalucia.es.

Consulta aquí más noticias de Málaga.