La Defensora del Pueblo, María Luisa Cava, ha defendido hoy el recurso interpuesto contra la Ley de acogida de inmigrantes de Cataluña ante el Tribunal Constitucional y ha achacado las críticas de "partidismo", realizadas por el presidente José Montilla, a la cercanía "de un proceso electoral".

Así, recordó que fue elegida "por unanimidad" de todos los grupos para ejercer el cargo de adjunta al Defensor del Pueblo, para el que se exige "suspender la militancia", en aras de una independencia que ella profesa "como una religión".

Cava realizó estas declaraciones en una rueda de prensa celebrada con motivo de su participación en el Seminario '25 años de leyes de extranjería (1985-2010), aprender para el futuro' en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander.

Preguntada por las críticas motivadas por su decisión de recurrir la ley catalana, la Defensora del Pueblo señaló que el artículo tres de la Constitución Española "aboga por la cooficialidad de las lenguas, sin preferencia alguna" y, en este sentido, aseguró que recurrir el texto legal que da prioridad al aprendizaje del catalán, "no es una idea loca que haya tenido el Defensor del Pueblo".

En la misma línea, afirmó que le "llama la atención" que el conseller de Innovación, Universidades y Empresa de Cataluña, Josep Huguet, haya instado a la "insumisión".

"Que estas palabras surjan de representantes públicos son preocupantes", consideró Cava, quien apeló a la "prudencia y el sentido común que siempre han tenido los catalanes".

El hecho de estar "en época preelectoral" y que "las heridas en cuanto a la sentencia del Estatuto todavía estén abiertas" hace que "los ánimos estén soliviantados", desde el punto de vista de la Defensora del Pueblo, quien recalcó que es catalana y que "nadie" tiene que explicarle a ella "qué es" Cataluña y cómo "quererla".

Además, explicó que "una de las satisfacciones más grandes" de su vida fue el hecho de haber sido elegida "por unanimidad" de todos los grupos como adjunta al Defensor del Pueblo, después de haber sido diputada nacional del PP durante tres legislaturas.

Al respecto, indicó que para ejercer esta figura es necesario "suspender la militancia" de cualquier partido, con el objetivo de lograr "la independencia".

"En época del gobierno del señor Aznar, tuve que tener intervenciones duras contra el PP y no me tembló el pulso", rememoró Cava, quien anunció que tampoco va a "sucumbir", a las críticas que recibe ahora.

Mujeres policía

Por otro lado, preguntada por el conflicto en la frontera con Marruecos, la Defensora del Pueblo afirmó que aún no tiene decidido si irá a Melilla, donde ha estado en varias ocasiones "revisando expedientes de inmigrantes" y "realizando estudios acerca del comportamiento de abogados e intérpretes".

Respecto a la situación de las mujeres policías que están en el puente fronterizo y aseguró que, aunque no quiere que "sean objeto de burla y mofa", le "preocupa y molesta" la posibilidad de que estas profesionales pudieran ser "enviadas a otros lugares".

"Todos los españoles creemos que un policía es igual sea hombre o mujer", recalcó Cava, quien instó a no dar "ni un paso atrás" en los logros alcanzados en materia de "igualdad entre hombres y mujeres".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.