Durante la presentación de dos nuevos senderos en las márgenes del Duero, el primer edil recordó que en abril de 2007 la Corporación Municipal soriano rechazó en un Pleno que la CMA se instalara en terrenos de la capital, por lo que calificó esta situación como "un atropello".

En aquella ocasión, los socialistas reclamaban que todas las inversiones de la CMA se realizaran en Soria capital y no en Garray, donde las actuaciones superan las 400 hectáreas, y contaron con el apoyo de los independientes de Ides, recién fracturado el pacto con el PP en el equipo de gobierno.

Martínez insistió en que las actuaciones "no se lleven a cabo en el término de Soria", a pesar de que la Ley de la Ciudad del Medio Ambiente lo permite, y se quejó de que 11 hectáreas abarcan el monte Valonsadero y una parcela en la que se encuentra la potabilizadora de aguas de la capital soriana.

El regidor, que dispone hasta la próxima semana para realizar alegaciones, pidió a la Junta que "consensúe" las actuaciones que se puedan llevar a cabo en el término municipal de Soria.

Consulta aquí más noticias de Soria.