Funcionarios de la Comisaría de la Policía Nacional del Aeropuerto de Palma, apoyados puntualmente por vigilantes jurados, han detenido durante esta semana en varios operativos policiales a seis personas de diferentes nacionalidades por varios robos en estas instalaciones y por estafas a compañías aéreas, de las cuales, una de ellas, de origen mauritano, ha ingresado en prisión, mientras que otras dos han sido expulsadas del territorio nacional.

En un comunicado, la Jefatura Superior de Baleares ha detallado que este lunes se procedió a la detención de un ciudadano identificado como Zivko I., macedonio, de 68 años de edad, cuando acababa de sustraer efectos valorados en 1.200 euros a una turista alemana en la zona de facturación del aeropuerto.

Así, tras su arresto, la Policía pudo constatar que este sujeto había sido expulsado de la República Checa, de Francia y Alemania, países en los que tenía múltiples antecedentes, por lo que, en estos momentos, se tramita su expulsión de España.

Por otro lado, el martes se detuvo a una pareja de ciudadanos de origen africano identificados como Abdallahi T., mauritano de 36 años, y Moussa S., senegalés de 39 años, acusados de estafas a compañías aéreas en los últimos meses por valor de casi 4000 euros.

El primero de los detenidos ha sido ingresado en prisión por orden de la autoridad judicial, mientras que el segundo, que además utilizaba pasaporte auténtico de una tercera persona, fue también acusado de usurpación de estado civil e infracción a la Ley de Extranjería por lo que fue propuesto para expulsión.

Al día siguiente, el miércoles, fue arrestado, cuando acababa de cometer un hurto en el párking del aeropuerto Ali L., argelino de 50, quien se había apoderado del bolso de una turista alemana de avanzada edad con impedimentos físicos. A esta persona le constaban, además, una Orden de Búsqueda y Detención por un Juzgado de Palma y una Orden de Expulsión del Territorio Nacional.

Minutos después, fue también detenido el ciudadano brasileño, identificado como Antonio D.B., de 44 años de edad, al que le constaba una Orden de Expulsión de España y varios antecedentes policiales.

Finalmente, este viernes se ha detenido al ciudadano alemán llamado Hans P., de 61 años, como presunto autor de varios hurtos en la zona de facturación del aeropuerto, destacando que en el último que llevó a cabo, la víctima valoraba los efectos sustraídos en más de 1.700 euros.

La Policía Nacional ha resaltado la elevada edad de la mayoría de los detenidos en la comisión de hurtos, quienes, según ha detallado, son "delincuentes profesionales que pasan totalmente desapercibidos en los lugares por los que transitan o realizan su actividad".