La crisis que sufren las familias asturianas y el incremento del valor del quilate de oro, que ha llegado a quintuplicarse, han disparado la apertura de establecimientos de compra venta de oro, según ha indicado la Unión de Consumidores de Asturias (UCE).

A preguntas de los periodistas, Carmen Fernández, del Servicio Jurídico de UCE, lo ha explicado así durante una rueda de prensa sobre las reclamaciones que registran las compañías aéreas.

Fernández ha subrayado que este es un sector "desconocido", en el que el usuario debe tener "mucho cuidado" ya que no existe una normativa específica al respecto.

Ha continuado diciendo que estos negocios suelen ofrecer una doble opción: la comprar y venta, y el empeño. Así, ha advertido que cuando se pretenda hacer una venta, se debe tener en cuenta que el comprador ofrecerá al vendedor el importe correspondiente al peso de la pieza que se pretende vender, sin tener en cuenta el diseño de la joya.

Además, ha recomendado celebrar un contrato, ya que es la única manera de reclamar posteriormente. En el momento de la venta, el comprador debe verificar la procedencia de la pieza, que quedará en depósito 15 días, tras los que pasará a fundición. Por tanto, el plazo para reclamar es limitado.

En cuanto a la modalidad de empeño, Fernández ha destacado que el plazo para recuperar las joyas es de un mes, y para poder hacerlo hay que pagar un interés.

Consulta aquí más noticias de Asturias.