El ingrediente principal de la tortilla es el huevo, o eso es al menos lo que pensamos los tradicionales de la cocina. Sin embargo, este ingrediente se puede sustituir por harina, agua, y leche de soja, cuyo resultado y sabor "es difícil de diferenciar de una tortilla convencional".

Esta es una de las recetas del taller de cocina 'Cocinaturalis' que nació en el verano de 2008, como iniciativa de la asociación 'Animaturalis', que defiende los derechos de los animales y que promueve el vegetarianismo. Así lo ha explicado la coordinadora de este taller, Begoña Sáinz de Murieta, en declaraciones a Europa Press.

El objetivo de este taller "es difundir la alimentación sin carne o vegana, que significa no utilizar ningún producto de origen animal". Así, productos como carnes, huevos, o lácteos, ricos en proteínas y nutrientes; son sustituidos por soja, legumbres, o el seitán, producto que se extrae del gluten del trigo, y denominado la 'carne vegetal', debido a su "aporte de proteínas, pero con pocas calorías y sin colesterol, por lo que es más ligero que la carne".

Igualmente el aporte de vitaminas y nutrientes del pescado, "se sustituye con legumbres, tofu (queso de la soja), el tempe (soja fermentada)". De este modo, para la coordinadora "con una dieta de pasta, cereales, legumbres, y demás productos veganos, se puede llevar una alimentación sana, equilibrada, sin tener ninguna carencia".

Este taller, que se celebra en la Gota de Leche de septiembre a junio, un sábado al mes, ha acogido a una media de 12 personas por taller, entre los que "la mayoría eran hombres", y personas que "no seguían una dieta vegana, pero que "se preocupan por su alimentación y quieren reducir la ingesta de productos de origen animal".

La tendencia hacia este tipo de cocina "está en alza" ya que "se muestra un interés por conocerla; y ha afirmado que "hay muchas personas que se inclinan por el vegetarianismo porque lo consideran más sano, y en consonancia con el medio ambiente; o por una razón ética de los que defienden a los animales, seres que tienen capacidad de sentir dolor".

Según su historia personal, Sáinz de Murieta, ha afirmado que ella "llevaba una alimentación omnívora, pero hace 12 años empezó en un proceso gradual a cambiar a la dieta vegana, y que desde entonces se siente más ligera", sin embargo ha afirmado que "al principio hay que acostumbrarse a los sabores".

En estos momentos en La Rioja "no hay restaurantes que ofrezcan una carta exclusivamente vegana, aunque si hay bares que tienen la alternativa vegetariana, como en pinchos". De momento, quien lo desee puede aprender a cocinar platos 'naturales' en estos cursos de cocina a partir de septiembre.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.