La Asociación de Trabajadores Autónomos de Andalucía (ATA-A) ha calificado como "hito histórico" la puesta en marcha de la Ley de Protección por Cese de Actividad, que entra en vigor el próximo mes de noviembre y establece un sistema específico de protección para estos trabajadores.

Según el vicepresidente de ATA-A, Rafael Amor, este "hito" se une a la entrada en vigor del Estatuto del Trabajo Autónomo, unas marcas que constituyen "el logro de reivindicaciones que desde la asociación se ha defendido a ultranza desde hace años y que permiten a los autónomos tener un reconocimiento de orden jurídico y una protección social digna a la que antes no teníamos derecho".

En una nota, ATA-A ha informado de que iniciará una campaña para dar a conocer a los autónomos esta prestación y para fomentar su incorporación al colectivo. Así, la asociación ha recordado que se trata de una prestación voluntaria, salvo para aproximadamente los 110.000 autónomos andaluces que actualmente cotizan por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, quienes se incorporan de facto a dicha prestación.

"El autónomo tendrá que cotizar un 1,7 por ciento más de la base por la que cotizada", ha apuntado el vicepresidente de ATA, quien especifica que "teniendo en cuenta que la base media por la que cotiza un autónomo es de 800 euros, estaríamos hablando de una media de 13 euros más al mes".

Según ha explicado, l Ley entrará en vigor en noviembre y establece, entre otras medidas, un cese temporal o definitivo; una prestación mensual sobre el 70 por ciento de la base de cotización, lo que supone una prestación que oscilará entre un mínimo de 589 euros y un máximo de 1.397 euros; formación u orientación profesional de los beneficiarios de la prestación con vistas a su recolocación, entre otras.

Igualmente, a partir de esa fecha se crea un periodo, también de tres meses y con carácter excepcional, para que los autónomos que actualmente no cotizan por accidente de trabajo y enfermedad profesional puedan hacerlo, beneficiándose asimismo de la prestación.

La duración de la prestación estará en función de los períodos de cotización efectuados dentro de los cuarenta y ocho meses anteriores a la situación legal de cese de actividad de los que, al menos, 12 deben ser continuados e inmediatamente anteriores a dicha situación de cese. Así, siguiendo el principio de cotización-prestación, se establece el periodo mínimo en 12 meses para poder acceder a una prestación de dos meses y un máximo de 48 para poder beneficiarse de un año de prestación.

Los periodos de cotización serán más beneficiosos para los trabajadores autónomos con edades comprendidas entre los 60 y 64 años. Así, los que hayan cotizado 43 meses tendrán un año de prestación y con 30 meses cotizados, ocho de prestación.

Requisitos para la prestación

Respecto a los requisitos para acceder a esta prestación por cese de actividad, según Amor, los autónomos "deberán demostrar pérdidas derivadas del ejercicio de su actividad superiores al 30 por ciento durante un año o superiores al 20 por ciento durante dos años consecutivos; tener ejecuciones judiciales tendentes al cobro de deudas reconocidas que comporten al menos el 40 por ciento de los ingresos por actividad; la declaración judicial de concurso que impida la actividad; la pérdida de licencia administrativa cuando constituya un requisito para poder ejercer y siempre que no venga impuesta por sanciones".

Asimismo, la Ley señala un reconocimiento hacia la trabajadora autónoma que cese su actividad, temporal o definitivamente, a causa de la violencia de género o en el caso de divorcio o separación cuando el autónomo separado o divorciado ejerciera funciones de ayuda familiar en el negocio de su ex cónyuge y que dejan de ejercerse a causa de la ruptura o separación matrimoniales.

El vicepresidente de ATA-A ha afirmado que "en los últimos años, los autónomos y autónomas estamos consiguiendo grandes avances, pero este es tan sólo el inicio ya que aún nos queda un largo camino que recorrer e innumerables reivindicaciones que plantear a la sociedad, en general, y a las distintas administraciones, en particular".

"Nuestro deseo es conseguir un trabajo autónomo protegido, en condiciones de igualdad con el trabajo por cuenta ajena", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.