Ir de tapas por Zaragoza puede resultar todo un gusto para el paladar y no ser nada doloroso para el bolsillo, si se conoce bien a dónde ir. Por ello es por lo que el Patronato de Turismo de la DPZ ha editado una guía en la que se recomiendan bares de tapeo. 

Esta guía se puede recoger en el mismo patronato (plaza España) o consultar en Internet en la dirección www.dpz.es/turismo.
Alguno de estos lugares de paso obligado que se destacan en la guía son La Bodeguilla de la Santa Cruz (Santa Cruz, 3), con sus papas con mojo; el Cedros (en la calle Cedro), donde se puede degustar un exquisito chorizo de ciervo; el Erzo (Santa Catalina, s/n), con sus montados de lomo y sus tostas de roquefort; el Lizarrán (Capitán Pórtoles, 2), con una gran variedad de tapas, así como  de raciones, o el Mesón Los Cántaros (Gral. Sueiro, 38), donde se pueden degustar migas, conejo y caracoles a la brasa.