Agentes de la Policía Local de Valencia han detenido al propietario de un taller de mecánica de automóviles que presuntamente se dedicaba a extraer piezas de vehículos robados para después colocarlos en otros coches como piezas reparadas o procedentes de desguace.

Según ha informado la Policía Local en un comunicado, a las 12.00 horas de este jueves una patrulla acudió a la calle Oriente, donde aviso de un vecino había denunciado la existencia de un Opel Astra de color negro abandonado. Al llegar al lugar comprobaron que el vehículo había sido desguazado, y que carecía de motor, asientos, salpicadero, faros, ruedas e incluso placas de matrícula.

Los agentes observaron además que el motor había sido extraído de forma "limpia" con cortes "precisos", y que en el suelo no había restos de suciedad ni manchas de aceite, por lo que dedujeron que el vehículo debía haber sido desguazado en otro lugar y transportado posteriormente.

A través de la emisora se comprobó que el vehículo había sido sustraído el 6 de agosto. Tras realizar varias gestiones los agentes contactaron con un vecino del barrio quien les informó que había visto a tres personas arrastrar el vehículo con un gato hidráulico desde un taller de la zona hasta su ubicación actual, y reconoció además a uno de ellos como el hijo del dueño del establecimiento de reparación.

La patrulla se personó en el local y se entrevistó con el propietario, y durante la conversación entró en el local el hijo del dueño. En el establecimiento localizaron un motor cuyo número de bastidor coincidía con el del vehículo robado, así como otras piezas del vehículo, por lo que procedieron a la detención de J.F.T nacido en Valencia y de 33 años, que fue puesto a disposición de la autoridad judicial en la Inspección Central de guardia.

Consulta aquí más noticias de Valencia.