La portavoz del Grupo Popular en el Parlamento de Andalucía, Esperanza Oña, ha alertado de la puesta en marcha en los últimos meses de una serie de "medidas recaudatorias" a los usuarios de la sanidad pública andaluza, lo que supone una "privatización velada" de la gestión sanitaria que está llevando a cabo paulatinamente el gobierno de José Antonio Griñán para "compensar" los efectos de los recortes impuestos por el PSOE.

En un comunicado, Oña expuso algunas de las consecuencias de estos recortes en la sanidad pública andaluza y explicó que este verano tan sólo se han reforzado con personal sanitario 46 centros de salud en toda la comunidad. Según dijo, hay un total de 202 profesionales (88 médicos, 83 enfermeros y 31 auxiliares), "que no cubren al 30 por ciento de los que se marchan de vacaciones cada mes ni pueden atender las necesidades sanitarias de las localidades costeras que multiplican su población durante los meses de julio y agosto".

Además, la dirigente 'popular' indicó que las sustituciones por vacaciones han disminuido entre un 25 y un 30 por ciento respecto a años anteriores, y que están cerradas al menos el 20 por ciento de las camas y entre el 30 y el 50 por ciento de los quirófanos.

A juicio de Oña, "el Gobierno andaluz está aprovechando los meses estivales para meter aún más la tijera en la sanidad pública a través de las infraestructuras sanitarias y del personal, y lo que es peor, ocultando información a los ciudadanos".

La portavoz del PP reveló que su partido ha estado haciendo seguimiento de estas medidas "camufladas" que repercuten directamente en el bolsillo de los ciudadanos en el Hospital Costa del Sol de Málaga, donde se va a comenzar a cobrar a los usuarios del aparcamiento en superficie y del nuevo aparcamiento subterráneo.

Al hilo de ello, explicó que la empresa adjudicataria de esta obra gestionará también los locales comerciales aledaños a la misma lo que, a su juicio, pone de manifiesto el "mercadeo" en el que está convirtiendo el gobierno del PSOE la sanidad pública.

"No podemos permitir que los responsables políticos jueguen de esta manera con la salud de los andaluces", apuntó Oña, quien se hizo eco de algunas de las denuncias presentadas por ciudadanos de la Unión Europea, a quienes una empresa denominada Gestitursa "no sólo les gestiona el cobro de las facturas, una labor que ya hace el personal administrativo, sino que además les impide hacer uso de la cobertura sanitaria gratuita de la que disponen por ser ciudadanos comunitarios y les obliga a abonar los servicios".

Basta ya

Para Oña, es "inconcebible" que el PSOE haya decidido "privatizar disimuladamente" la atención sanitaria en "la época de mayores recortes sociales de la historia". Por ello, apremió a la consejera de Salud, María Jesús Montero, y al presidente de la Junta a explicar en el Parlamento el por qué de estas medidas tan "antisociales y antiprogresistas". "Basta ya de que la población más débil pague las consecuencias de la pésima gestión de 30 años de socialismo en Andalucía", recalcó.

La portavoz del PP-A aseguró que la construcción de los Centros Hospitalarios de Alta Resolución no se ha hecho en función de las demandas de la población sino al mejor postor, según el Ayuntamiento que ofrecía más suelo y financiación; que el presupuesto del presente ejercicio ya es un 14 por ciento inferior al del año 2009; que los 300 millones de euros de la deuda histórica que iban a destinarse a sanidad no se han cobrado; que el salario del personal sanitario, como el del resto de la administración pública, se ha visto reducido en un 5 por ciento, y que el recorte de Griñán en Sanidad ha sido de 90 millones.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.