El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Ricardo Peralta, ha afirmado hoy que la caseta de la Cruz Roja que al derribarse ayer causó la muerte de un hombre de unos 40 años en la playa de Poblados Marítimos de Burriana (Castellón) era una instalación "provisional", "de verano".

Peralta se ha pronunciado en estos términos en una rueda de prensa para informar del balance semanal de las actuaciones del Gobierno en la autonomía, al ser preguntado por la muerte ayer de un hombre de unos 40 años cuando un tornado derribó parte de la caseta de la Cruz Roja en la que se había refugiado de la lluvia.

Al respecto, el delegado del Gobierno ha señalado que este tipo de casetas son instalaciones "provisionales, normalmente de verano", y con una estructura y un diseño adecuado para estas funciones. Así, ha señalado que no están previstas para enfrentarse a unos acontecimientos como los desarrollados ayer en la autonomía a causa del temporal.

No obstante, ha indicado que tras el incidente se ha abierto una investigación judicial y "se valorarán las circunstancias" del suceso, según ha dicho.

Peralta ha subrayado que esta persona fallecida es el dato "más grave" del balance de incidentes de ayer, es "la pérdida más significante". Junto a ello, ha afirmado que hubieron pequeños incidentes, "algunos de interés más importante". Ante ello, ha destacado que ha habido una respuesta "razonable" del conjunto de las infraestructuras y de las administraciones.

Consulta aquí más noticias de Castellón.