La circulación en la única carretera de la red autonómica que permanecía cortada al tráfico desde este jueves, la RM-D4 entre Mazarrón y Morata, a causa del desbordamiento de la rambla de Las Moreras, ha quedado restablecida, según fuentes de la Consejería de Obras Públicas y Ordenación del Territorio.

En concreto, las labores de limpieza de las Brigadas de Carreteras se prolongaron hasta la madrugada, lo que ha permitido la apertura de la vía a primera hora de esta mañana.

Además, los operarios realizaron labores de limpieza y señalización en todas las vías del Valle del Guadalentín afectadas por las intensas lluvias de los últimos días.

Todas las carreteras de la red autonómica se encuentran este viernes abiertas al tráfico, aunque las Brigadas de Carreteras continúan trabajando para garantizar las mejores condiciones de circulación en la vía que conecta El Paretón con Mazarrón (RM-315), en la que discurre entre El Garrobillo y El Ramonete (RM-D20), en la carretera de La Atalaya (RM-D2), en la variante de Águilas (RM-D14) y en la carretera de La Paca (RM-711).

En todas estas vías continúan las labores de limpieza y acondicionamiento, por lo que desde la Consejería se recomienda a los conductores que circulen con la máxima prudencia mientras finalizan los trabajos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.