Zonas inundadas en Pakistán
Vista aérea de las zonas inundadas de Shahdadkot, Pakistán. Nadeem Khawer / EFE

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, ha pedido a los donantes internacionales que respondan urgentemente a la emergencia provocada por las inundaciones en Pakistán, a la que se ha referido como un "desastre y un reto global". La Asamblea de la ONU ha aprobado por unanimidad una resolución que atribuye el fenómeno al cambio climático.

Aprobada una resolución de apoyo al gobierno paquistaníBan hizo estas declaraciones durante la sesión especial de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre Pakistán, celebrada este jueves en la sede de Nueva York, en la que ha sido aprobada una resolución de apoyo al gobierno paquistaní.

"No se equivoquen, éste es un desastre global, un reto global. Ésta es una de las mayores pruebas de nuestros tiempos para la solidaridad internacional", declaró Ban, quien advirtió de que Pakistán se está enfrentando a un "tsunami a cámara lenta" y de que las necesidades seguirán aumentando, a pesar de que actualmente ya hay entre 15 y 20 millones de personas que necesitan refugio, alimentos y asistencia.

160.000 kilómetros cuadrados de tierra se encuentran bajo el agua"Eso es más que toda la población golpeada por el tsunami del océano Índico, el terremoto de Cachemira, el ciclón Nargis y el terremoto en Haití juntos", ilustró Ban, al tiempo que indicó que al menos 160.000 kilómetros cuadrados de tierra se encuentran bajo el agua, un área mayor que la mitad de los países del mundo.

Ban dio las gracias a los donantes internacionales por las solidaridad que han demostrado hasta ahora, especialmente en su respuesta al llamamiento lanzado por la ONU para recabar 460 millones de dólares para su plan inicial de respuesta a las inundaciones en Pakistán, de los cuales ya han sido recaudados el 47%.

Cambio climático

La Asamblea de la ONU, en su reunión, lamentó la pérdida de vidas y los enormes daños a la infraestructura y al medio ambiente ocasionados por las lluvias torrenciales sin precedentes en una zona que normalmente es árida, las cuales atribuyó al fenómeno al cambio climático, y sostuvo que ponen de manifiesto la mayor vulnerabilidad de los países frente a él.

Por su parte, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, anunció durante su intervención un nuevo compromiso de 60 millones de dólares. "Con la nueva promesa que estoy haciendo de 60 millones de dólares, Estados Unidos estará contribuyendo con más de 150 millones de dólares a la ayuda de emergencia por las inundaciones", señaló.

La resolución aprobada por unanimidad por los 192 miembros de la Asamblea General de la ONU insta a los gobiernos, a las instituciones financieras, al sector privado y a la sociedad civil a ayudar a Pakistán en sus tareas de rehabilitación y reconstrucción a largo y medio plazo.

Asimismo, insta al Secretario General y al sistema de Naciones Unidas que intensifiquen sus esfuerzos para concienciar sobre las necesidades de Pakistán.