El deportista extremeño Enrique Floriano ha logrado su cuarta medalla, la de plata en los 400 metros libre, en el Campeonato del Mundo de Natación Paralímpica, que se está celebrando en Eindhoven (Holanda) entre el 15 y el 21 de agosto.

Floriano, que partía con el tercer mejor tiempo de los finalistas, comenzó la final entre los mejores. De hecho, se colocó en la primera posición a partir de los 50 metros y mantuvo este lugar hasta el doble hectómetro, momento en que el ruso Sergey Punko "tomó el mando" de la carrera hasta el final, según ha informado la organización en nota de prensa.

El nadador pacense paró el crono en 4'16"97 y mejoró así el resultado del anterior Mundial en esta misma prueba, cuando obtuvo la medalla de bronce en Durban (Sudáfrica) en 2006.

Además, Floriano ha sido, en los 400 libre, campeón paralímpico en Sidney 2000 y subcampeón en Atenas 2004 y Pekín 2008, y campeón mundial en Mar del Plata (Argentina) en 2002.

Con este resultado, el deportista extremeño acumula cuatro medallas en el Mundial, ya que en Eindhoven se ha proclamado subcampeón en los 400 libre y el relevo 4x100 libre, y ha logrado el bronce en los 100 braza y el relevo 4x100 estilos.

Por otro lado, las siete medallas logradas en esta quinta jornada de competición por España elevan hasta 26 los metales logrados por la delegación nacional (seis oros, once platas y nueve bronces), que mantiene el noveno puesto en el medallero. Sin embargo, por número de medallas el equipo español es sexto.

El Equipo Paralímpico Español que compite en este Mundial está formado por 38 deportistas: 21 discapacitados físicos, diez ciegos o deficientes visuales, cinco con parálisis cerebral y dos discapacitados intelectuales. De estos 38 nadadores, 22 son hombres y 16 mujeres.

Las 96 pruebas de este Mundial, que reúne hasta el próximo sábado 21 de agosto a más de 650 deportistas de 54 países, se celebran en la piscina cubierta de 50 metros y 10 calles situada en el Estadio de Natación Pieter Van Der Hoogenband, dedicado a este tricampeón olímpico holandés.

Además, habrá una competición de aguas abiertas, que constará de cinco kilómetros y que se celebrará en el lago E3 Strand de Eersel, una pequeña localidad cercana.

En la natación paralímpica, los participantes se dividen en catorce clases, en función de su tipo y grado de discapacidad. Diez de ellas engloban a los deportistas con parálisis cerebral y discapacidad física (desde la S1 para los más afectados hasta la S10 para los más leves), mientras que otras tres agrupan a nadadores ciegos (S11) y deficientes visuales (S12 y S13). La S14 se reserva para los discapacitados intelectuales.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.