Decenas de policías locales de diversas poblaciones aragonesas se manifestaron ayer en las inmediaciones del Palacio de la Aljafería, donde los diputados autonómicos iban a debatir una nueva regulación laboral para su sector, que rechazan. Les tomaron el relevo funcionarios y trabajadores de la DGA, que protestaron incluso interrumpiendo el pleno.