No son más grandes, ni más fáciles de ocupar. Los promotores no dudan de la destreza de las mujeres conductoras. La razón de reservar aparcamientos para féminas es garantizar su seguridad: el parking abre las 24 horas del día, y, al situar las plazas para féminas junto al centro de control, aseguran que siempre habrá cerca personal del aparcamiento cuando vayan a recogerlo.