Uno de cada 2.000 trabajadores declara sufrir una enfermedad profesional en Baleares en 2010

En España estas dolencias afectan a 52 asalariados cada día
trabajadores construccion ladrillos obreros trabajando
trabajadores construccion ladrillos obreros trabajando
Comisión Europea

Un trabajador de cada 1.999 asalariados de Baleares declaró entre enero y junio de 2010 sufrir una enfermedad profesional, cifra que contrasta con las obtenidas por otras autonomías como Navarra, en la que se informa de una de cada 256 que sufren los profesionales en el entorno laboral.

Según el informe 'Enfermedades profesionales' elaborado por UGT, cada día 52 personas son víctimas de una enfermedad profesional en España y, pese a ello, existe una 'infradeclaración' de este tipo de patologías, según ha lamentado el sindicato, que ha calificado de "especialmente grave" que en los últimos 10 años no se haya declarado ninguna enfermedad profesional mortal, a pesar de que la Seguridad Social tiene constancia de que un gran número de muertes por cáncer tienen un origen laboral.

El sindicato ha hecho hincapié en que las enfermades profesionales se 'infradeclaran', especialmente si han ocasionado baja. De hecho, el número de enfermedades profesionales que causaron baja en el puesto de trabajo se ha reducido un 7 por ciento en el primer semestre del año.

Según UGT, ahora se declaran un 57 por ciento menos de enfermedades profesionales con baja que en 2006, año en el que se procedió a reformar el cuadro de enfermedades profesionales. También se declaran menos que en 2007, ejercicio en el que, según el sindicato, la Seguridad Social modificó la calificación de "miles de partes" considerados como enfermedad común por las mutuas de accidente de trabajo cuando en realidad eran enfermedades profesionales.

Frente al descenso de las enfermedades laborales que causan baja al trabajador, las que no conllevan baja se han incrementado mucho en los últimos años. DECLARADAS 9.400

En todo el país, 5.000

De ellas con baja

En total, entre enero y junio de este año se han declarado 9.401 enfermedades laborales, de las que 5.055 han causado baja (-7 por ciento) y 4.336 no han precisado baja (un 15,2 por ciento más que en igual periodo de 2009). Con respecto a 2006, las enfermedades profesionales sin baja declaradas han aumentado un 114 por ciento.

Para mejorar el sistema de registro y declaración de enfermedades, el sindicato reclama reformas en el sistema de gestión de las mutuas de accidente para dotarlo de mayor transparencia y eficacia. Sin embargo, la organización dirigida por Cándido Méndez denunció que, "lejos de atender esta reivindicación", el Gobierno ha diseñado una reforma laboral que camina "en la dirección contraria".

Así, UGT advierte de que la reforma laboral, que ahora se encuentra en el Senado, otorga a las mutuas una serie de competencias para acortar las bajas por incapacidad temporal y ahorrar costes a los empresarios, "en lugar de velar por la salud de los trabajadores, a quienes se pone bajo sospecha".

Además, el sindicato se queja de que la reforma laboral ha modificado la regulación del despido por causas objetivas basadas en las faltas de asistencia al trabajo, rebajando a la mitad (desde el 5 por ciento al 2,5 por ciento) el porcentaje máximo para calcular el índice de absentismo total de la plantilla a efectos de proceder al despido del trabajador. EL 83%

De las enfermedades se deben a agentes físicos

El informe de UGT revela que el 83 por ciento de las enfermedades profesionales son causadas por agentes físicos, es decir, por posturas forzadas en el trabajo, movimientos repetitivos y sordera provocada por el ruido, entre otros, seguidas a mucha distancia por enfermedades de la piel. El amianto fue en el primer semestre el agente cancerígeno que más enfermedades ha provocado, con un 78 por ciento.

De acuerdo con sus datos, el 41 por ciento de las enfermedades profesionales que se producen las padecen las mujeres, siendo las más habituales, con un 85 por ciento, las causadas por agentes físicos. No obstante, las que tienen mayor incidencia en comparación con los hombres son las provocadas por agentes biológicos, lo que, según UGT, puede deberse a la presencia mayoritaria de mujeres en sectores como la Sanidad.

Por comunidades autónomas, Cataluña y País Vasco fueron las regiones que más enfermedades profesionales registraron en el primer semestre, con 2.014 y 1.576, respectivamente, seguidas de Navarra (858) y Aragón (810).

En el lado opuesto, sobresale Andalucía, donde se declara una enfermedad por cada 5.139 trabajadores, seguida de Madrid (una enfermedad por cada 4.920) y Canarias (una enfermedad por cada 4.664 asalariados).

Para acabar con esta situación de 'infradeclaración', que impide el tratamiento preventivo de las mismas, UGT demanda la inclusión en la futura Ley de Salud Pública de un apartado concreto de salud laboral que mejore los mecanismos de defensa de la salud de los trabajadores.

En este sentido, el sindicato considera especialmente importante la creación de Unidades Básicas de Salud, que tomando como referencia el ejemplo de Navarra, permitan dar a conocer la realidad de las enfermedades profesionales. 403

Enfermedades en baleares en 2010

Cabe destacar que el pasado año, un trabajador de cada 1.072 declaró una enfermedad laboral en Baleares. Del total de 403, el 86 por ciento de las enfermedades profesionales que tuvieron lugar el pasado año se produjeron a consecuencia de agentes físicos, el 8 por ciento fueron dolencias de la piel causadas por alguna sustancia, el 3 por ciento por la inhalación de ciertos agentes y, las restantes, a raíz de agentes químicos o biológicos.

Así, el mayor número de enfermedades declaradas (220) en Baleares fueron a consecuencia de posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo. De esta manera, hubo 132 en codos y antebrazos, 50 dolencias en muñecas y 41 en hombros. A continuación, se situaron las parálisis de los nervios debido a presión. No obstante, no hubo que lamentar ninguna causada por un agente cancerígeno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento