La revista Science se retracta de un estudio del coreano Hwang
Reuters Reuters

La prestigiosa revista dijo que había recibido el permiso de todos los nombrados en el artículos que publicó el 19 de mayo de 2005 para llevar a cabo la inusual medida.

'Para asegurar que las palabras de la retractación reflejan las conclusiones finales de la investigación de la Universidad Nacional de Seúl (SNU), Science finalizará el texto de retractación y continuará con los pasos finales del proceso de invalidación después de que se complete la investigación de la SNU la semana que viene', dijo la revista en un comunicado.

'Science espera que esta estrategia aporte una retractación que transmita con precisión la máxima información posible para la comunidad científica'.

El escándalo que rodea la investigación del equipo de Hwang ha ido aumentando mientras el equipo admitía gradualmente una serie de errores. Han sido acusados de invenciones categóricas y deslices éticos.

Science es una de las principales revistas científicas y se enorgullece de someter los artículos al escrutinio de otros expertos en los campos relevantes. Es poco habitual una retractación, porque normalmente las investigaciones son cuidadosamente comprobadas antes de su publicación.

El trabajo de Hwang ganó crédito por el respaldo de la revista y logró un peso aún mayor cuando el doctor Gerald Schatten de la Universidad del Pittsburgh Medical Center, un destacado experto en células madre, prestó su nombre.

Hwang fue el primer científico que publicó en una revista, en 2004, que su equipo había clonado un embrión humano para lograr una línea de células madre embrionarias - células troncales que pueden convertirse en fuente de cualquier tipo de tejido o célula del cuerpo.

Después presentó lo que parecía ser la primera prueba de la prometedora clonación terapéutica: la creación de 11 líneas de células madre embrionarias que procedían de pacientes reales.

La idea era fabricar células madre a la medida, clonadas de los pacientes, para estudio médico y quizá generar trasplantes para tratar una serie de enfermedades, desde la diabetes infantil a las lesiones medulares.

Las revistas científicas tienen que ser escritas de modo que cualquier otro científico pueda repetir los hallazgos y deben aportar evidencias que puedan ser comprobadas.

El equipo de Hwang también anunció la clonación de un perro el año pasado y la revista que publicó el artículo, Nature, está comprobando la autenticidad del mismo.

/Por Maggie Fox/