La avenida Luis Montoto tendrá un carril bus/taxi antes del verano. Irá desde Juan Antonio Cavestany a la Ronda del Tamargillo y será como el de la avenida de Torneo, como ya contó 20 minutos. Además, antes de que finalice la legislatura todo el centro histórico estará conectado a los distritos por estos carriles.

Así lo anunció ayer el delegado de Gobernación, Francisco Fernández, quién aseguró además que el proyecto cuenta con un «consenso mayoritario de comerciantes y vecinos». Pero la asociación de comerciantes de Luis Montoto asegura a 20 minutos que se oponen «tajantemente» al proyecto.

Hoy se reúnen con el delegado de Gobernación para trasladarle su postura, aunque afirman que ya se lo hicieron saber la semana pasada al director de área de Tráfico. Le llevan otra propuesta para acabar con la doble fila: cambiarla por la zona azul. Así «será una fuente de ingresos para el Ayuntamiento y nosotros no cargaremos con tantas pérdidas» afirma Agustín Rodríguez, presidente de la asociación de comerciantes.

El carril bus/taxi

La obra:  Comenzará en breve y se hará por fases. Supondrá molestias, pero no habrá cortes. La mediana central de la calle se suprimirá.

El carril: Irá desde los Caños de Carmona al centro comercial Los Arcos. La avenida quedará así a ambos lados: acerado, barandilla, carril bus, mediana, aparcamiento en cordón, y dos carriles en cada sentido.

Pendiente: Pactar las zonas de carga y descarga.

Ayuntamiento. 130 plazas más

«La calle ganará en fluidez y plazas de aparcamiento» La calle quedará más ordenada, se mejorará la fluidez del tráfico y la seguridad vial. Se eliminará la doble fila y se ganarán 130 aparcamientos en cordón, de 420 pasarán ser 550. Además, se reurbanizará la zona, se ordenará el arbolado y se potenciará el uso del transporte público. Los buses de Tussam, que antes tardaban 57 minutos en cruzar la avenida, tardarán 32 minutos una vez esté finalizada la obra.

Comerciantes pérdidas «Se perderán 220 empleos al caer las ventas un 37%»

220 empleados quedarán en la calle en poco más de un año (ahora trabajan en la zona unas 1.700 personas). Así lo reflejan en el estudio que hoy entregarán a Gobernación. Alegarán que pasará de calle comercial a vía de tránsito, y las vallas los separarán de sus clientes. Además, ven imposible que el trayecto de los buses se reduzca en más de cinco minutos, porque en la avenida hay de 4 a 6 paradas por cada línea.