2010 es el año con menos incendios forestales de la década en España

  • En lo que va de año ha ardido un 79,3% menos de superficie forestal.
  • Sin embargo dos personas han muerto a causa de estos incendios.
  • En Portugal y Rusia la situación es mucho peor, con numerosos fuegos.
  • EL TIEMPO: Mapa de las temperaturas en España.
Un bombero observa las llamas de un incendio en Portugal.
Un bombero observa las llamas de un incendio en Portugal.
Nuno Andre Ferreira / EFE

Las ardillas, o al menos las descendientes de aquellas que podían cruzar la Península Ibérica de punta a punta sin bajarse de los árboles, están de enhorabuena: el 2010 es el año en que menos superficie forestal se ha quemado en una década.

En lo que va de año, en nuestro país se han quemado 18.774,32 hectáreas de superficie forestal en 6.216 conatos e incendios, según datos del Ministerio de Medio Ambiente. En 20o9 por estas fechas se habían calcinado ya 90.706,80 hectáreas, lo que supone un 79,3% menos. La media de la década está en 65.070,71 hectáreas de foresta calcinada en los primeros siete meses.

Hasta el uno de agosto, además, sólo se han declarado 3 grandes incendios (aquellos que destruyen más de 5oo hectáreas), frente a los 30 declarados en el mismo periodo del año anterior en el que se habían declarado 10.668 siniestros.

Sin embargo, el saldo de los incendios producidos no es gratuito. Dos personas han perdido ya la vida en sendos siniestros: un hombre de 74 años falleció tras sufrir graves quemaduras en el 90% de su cuerpo durante un incendio declarado este lunes en zona agrícola de Lorca. El pasado día 4 de agosto, los servicios de extinción encontraban el cadáver de una mujer de avanzada edad mientras apagaban un incendio forestal en Outes (A Coruña).

Tampoco conviene echar las campanas al vuelo, puesto que la temporada de mayor peligrosidad (15 junio a 31 de octubre) aún no ha terminado. De hecho, Protección Civil alerta de peligro alto de incendio en la confluencia de las provincias de Orense, Zamora, León y Lugo, así como en algunas zonas de Valladolid, Asturias; y el norte de la isla de La Palma para este lunes.

Las abundantes lluvias de los últimos meses han propiciado el crecimiento pastos y vegetación incontrolada, que con la sequedad del estío se convierten en zonas muy sensibles al fuego. Ese caldo de cultivo actuó como catalizador en incendios como el de Villarino de los Aires (Salamanca) que quemó este verano 1.057 hectáreas o el del Parque Natural Arribes del Duero, en León, que sigue activo y ha devorado ya más de mil hectáreas de superficie forestal.

Incendios en el extranjero

El panorama es desolador en el país vecino, Portugal, donde actualmente más de treinta incendios permanecen activos, siendo el más importante el que se declaró el viernes en la localidad de Sao Pedro do Sul (distrito de Viseu, 320 kilómetros al norte de Lisboa), en el que incluso han intervenido medios de extinción españoles.

De catástrofe natural y sanitaria son las proporciones de los fuegos declarados en Rusia. La mayor ola de calor de la historia del país ha propiciado que haya activos 557 focos de fuego simultáneos, con una superficie afectada de 174.000 hectáreas. Allí no es sólo un problema medioambiental, es un problema para la seguridad nacional.

La capital, Moscú, está cubierta por una densa capa de humo y contaminación, procedente de los enormes incendios cercanos, lo que ha provocado que se multiplique por dos la mortalidad en la ciudad y que las morgues moscovitas estén al 90% de su capacidad.

Nada se salva del fuego: el ejército ha tenido que cavar un cortafuegos de ocho kilómetros para proteger el Centro Nuclear Federal de Sarov y una base militar cercana a la capital ardió, consumida por un frente de fuego. Al menos 50 personas han muerto ya calcinadas.

Recomendaciones para evitar incendios

  • No encender fuegos u hogueras en el monte y terrenos próximos.
  • No quemar rastrojos, ni arrojar cigarrillos encendidos, basuras o botellas de vidrio.
  • Acceder al monte o bosque sólo si se conoce el terreno.
  • Acampar en zonas autorizadas.
  • Si se descubre un conato, intentar apagarlo golpeando con ramas verdes, si no puede en un corto espacio de tiempo, desistir y alertar.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento