El Govern atiende a 376 menores de seis años con algún trastorno o discapacidad en 2009

Entre el 2 y el 3 por ciento de los niños de Baleares necesita atención precoz, siendo la prematuridad en el nacimiento la causa de la mayoría de los casos

La Unidad de Diagnóstico Infantil y Atención Precoz (Uidap) de la Conselleria de Asuntos Sociales, Promoción e Inmigración del Govern valoró en 2009 a un total de 510 menores de seis años con posibles trastornos o discapacidades, de los cuales 376 fueron atendidos finalmente por los Servicios de Desarrollo Infantil y de Atención Precoz (Sediap) del Ejecutivo autonómico.

Así lo ha anunciado la consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, en una rueda de prensa convocada para dar a conocer el Decreto 85/2010, de 25 de junio, que regula la red pública y concertada de atención precoz en el ámbito de los servicios sociales de Baleares, una norma que, en su opinión, "garantiza y estabiliza" el funcionamiento de esta prestación en las islas, operativa desde hace ya unos 20 años.

Según Santiago, entre el 2 y el 3 por ciento de los niños del archipiélago necesitan este tipo de tratamientos, un porcentaje "cada vez mayor" dado el incremento registrado en los últimos diez años como consecuencia del aumento de la prematuridad de los nacimientos, ya que cerca del 58 por ciento de los menores que son valorados por la Conselleria en este sentido presentan posibles dolencias relacionadas con el alumbramiento anterior al término de la gestación.

La consellera ha explicado que, para dar respuesta a esta problemática, Asuntos Sociales cuenta con un programa que consta de dos fases: una de valoración y seguimiento de los casos que han sido tratados, que se desarrolla por parte de los neuropediatras, rehabilitadores, trabajadores sociales, logopedas y psicólogos de la Udiap; y otra de intervención o tratamiento (a la que los menores deben ser derivados en un plazo máximo de 33 días), que llevan a cabo los Sediap.

Por lo que se refiere a estos últimos, Santiago ha remarcado que pueden ser públicos o privados, en este caso concertados con entidades de diversa índole como la Asociación de Padres de Niños con Autismo (APNA), la Asociación de Protección a las Personas con Discapacidad Intelectual de Manacor y Comarca (Aproscom), la Asociación Síndrome de Down de Baleares (Asnimo), la Confederación Española de Federaciones y Asociaciones de Atención a las Personas con Parálisis Cerebral y Afines (Aspace) o el Centro de Educación Especial Mater Misericordiae.

Crecimiento de las plazas concertadas

La responsable autonómica de Asuntos Sociales ha destacado que en 2007 había sólo 89 plazas concertadas con estas organizaciones, una cifra que ha ascendido en los últimos años hasta situarse en las 150 plazas existentes en 2010 tras la creación de 40 nuevas plazas en Ibiza y 30 en Inca. En todo caso, Santiago ha explicado que se prevé un aumento de 50 plazas más, y que, del total de menores tratados durante el año pasado, 189 fueron atendidos por el servicio privado concertado, mientras que los 187 restantes acudieron a los servicios públicos.

En cuanto a las vías de acceso al programa de atención precoz, los niños en los que se ha detectado algún tipo de trastorno o discapacidad pueden ser derivados a la Udiap directamente desde las familias o bien desde el ámbito de los servicios sociales, de la sanidad o del mundo educativo. En relación a las afecciones más comunes, la prematuridad es el factor del que deriva la mayor parte de los casos (en 2009 se valoró a 101 niños por este motivo), seguida del retardo madurativo y del retardo psicomotor.

En todo caso, Santiago ha asegurado que desde la Conselleria están "muy satisfechos" con la aprobación de este Decreto, puesto que hasta ahora no existía un orden de derivación ni una regulación del acceso al programa de atención, si bien ha apostillado que los servicios tendrán a partir de este momento un perfil de calidad "mínimo" que garantizará el tratamiento a los menores con trastornos o discapacidades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento