Tomás Gómez, candidato a las primarias en Madrid
Tomás Gómez a su llegada a la sede del PSM. José Huesca / EFE

En 2003 el nombre de Tomás Gómez Franco (Holanda, 1968) protagonizó todos los titulares en prensa al convertirse en el alcalde más votado de España con el 75,35% de los votos, 20 de los 25 concejales de la localidad madrileña de Parla.

Fue el alcalde más votado en 2003 con el 75,35% de los votos en la localidad de ParlaTras la debacle en las elecciones municipales y autonómicas en la Comunidad de Madrid que llevó a la dimisión del candidato a la presidencia de la Comunidad y secretario general del partido en Madrid, Rafael Simancas, se postuló como candidato a sucederle, con el apoyo de otros alcaldes socialistas del cinturón sur de la ciudad de Madrid y de diversos cargos orgánicos del partido.

"Desde la serenidad y la reflexión y con ganas de recuperar la confianza perdida por los madrileños para colocar el partido en el lugar donde se merece", fueron las palabras de Gómez cuando se presentó a la secretaría del PSM en junio de 2007.

Arrasó con el 91% de los votos de los delegados presentes en la elección.

Unión en el PSM

Durante años, las divisiones internas del Partido Socialista de Madrid (PSM) se reflejaban en los resultados negativos en las urnas.

Tras la llegada de Tomás Gómez, el socialismo madrileño pareció encontrar una figura sobre la que aglutinarse. Su secreto: recorrerse todos los pueblos de la Comunidad de Madrid y escuchar a sus compañeros. El resultado: se ganó la confianza de los alcaldes y de los socialistas de base.

"Nos hemos sentido muy respaldados por él; ha sabido trasladar al Parlamento las peticiones de muchos militantes", explica uno de los primeros ediles que le apoyó.

Confrontación con Aguirre

Durante los tres años que lleva al frente de los socialistas madrileños, Gómez ha tenido un handicap al hacer oposición: no es el portavoz en la Asamblea de Madrid. Esa función la realiza Maru Menéndez ya que el secretario general de los socialistas madrileños no estuvo en las pasadas listas.

Uno de sus handicap como oposición a Aguirre es no ser el portavoz en la AsambleaCasi todos coinciden en afirmar que ha realizado un trabajo excelente. Siempre crítico con las políticas de Esperanza Aguirre, pidió explicaciones a la presidenta sobre el  'caso Gürtel' y los presuntos espionajes en el PP y propuso, en varias ocasiones, planes especiales en Sanidad, Turismo o Consumo.

Trasladó las asambleas vecinales que hacía en Parla en toda la Comunidad. Buscaba hacer política de a pie aunque su presencia mediática ha sido mínima. Quizás ese sea uno de los motivos por el que Zapatero quiere a Trinidad Jiménez en la candidatura de Madrid.

El 'Gomézbus'

Nacido en Holanda, a Tomás Gómez le tildan desde ciertos sectores como hombre frío.  Algo que dentro de su equipo de trabajo se niega. Es un hombre accesible y agradable que sabe esuchar. Ese era el objetivo del 'Gomézbus', un autobús con el que recorría toda la comunidad para denunciar los incumplimientos de Aguirre y escuchar al ciudadano.

El socialismo de base se muestra fiel a Tomás Gómez en las primariasCasado y sin hijos, se afilió al PSOE cuando tenía 20 años. Fue secretario de las Juventudes Socialistas y desarrolló su carrera profesional como Técnico de Desarrollo Local y en 1999 dio el salto a la política activa.

Resultó elegido candidato del PSOE a la Alcaldía de su ciudad en un proceso de primarias. Salió elegido alcalde ese año con el 41% de los votos. Cuatro años más tarde, el 75%, cifra similar a la alcanzada en las últimas elecciones, siempre acompañado de su número dos, José María Fraile, teniente de alcalde ahora y amigo suyo desde niño.

Amante de los deportes y del dibujo, tiene el apoyo del socialismo de base para luchar contra Trinidad Jiménez por ser el candidato que le dispute la presidencia a Esperanza Aguirre.