Tanto la dirección del centro como el AMPA llevan más de cuatro años de lucha y esfuerzos para conseguir que lo amplíen, puesto que colinda con un solar municipal de 1.200 metros cuadrados. El problema es que unos 200 metros de ese solar son de propiedad particular, por lo que el Ayuntamiento debe expropiarlo, hecho que está retrasando los trámites. Sin embargo, la obra está ya aprobada y adjudicada por la Generalitat, pero el Ayuntamiento ha confirmado que la expropiación no se hará efectiva hasta finales de este año, principios del próximo.