El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, ha pedido al Apóstol Santiago "prosperidad" para su comunidad y que los hijos de sus nietos abracen la fe cristiana. Su anfitrión en Santiago de Compostela, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, le recibió reivindicando los lazos de unión entre Galicia y Valencia.

El dirigente gallego compartió con su homólogo valenciano el último tramo del Camino, que parte del Monte do Gozo. Ambos mandatarios llegaron media hora más tarde de lo previsto a la Praza do Obradoiro.

"Católico y español"

El presidente de la Generalitat valenciana ha destacado su presencia en el Año Santo como "católico y español". "El Camino lo considero propio, los valencianos lo consideramos propio", ha asegurado y explicado que su pretensión de este día ha sido la de "acercarse al patrón para pedirle por el país, por el Papa, por el Rey, la familia real" y, asimismo, para que "ilumine en los próximas semanas, meses y años para hacer todo lo posible y lo imposible por el camino de la prosperidad de las comunidades".

"Todas las personas tienen todo el derecho del mundo a tener un trabajo y, por lo tanto, su prosperidad personal, familiar y también laboral", ha agregado a su petición al Apóstol Santiago antes de acudir a la catedral para realizar la ofrenda al patrón de España en la misa del peregrino, la de las 12.00 horas.

Tras firmar en el Libro de Honra y cruzar la Praza do Obradoiro esquivando las preguntas de los periodistas, que rechazó contestar, el presidente valenciano acudió a la ceremonia religiosa en la que realizó la segunda ofrenda de la misa del Peregrino.

Este Camps, cómo mola, se merece una olaEn su intervención que duró apenas un minuto, Camps pidió "por todos los españoles, especialmente por los que sufren, los que no encuentran trabajo" y "por las intenciones del Papa, su trabajo y esfuerzo diario, por que sea un éxito su visita" a España y, concretamente, a la Catedral de Santiago -ha agregado-, así como imploró por El Rey, el Príncipe de Asturias y toda la familia real, por la Comunidad Valenciana y por todas las personas que buscan consuelo invocando a la Virgen de los Desamparados, la Santa Faz, y a todas las agrupaciones marianas, entre otros San Vicente Ferrer -patrón de la Comunidad Valenciana-.

"Y en especial, que los nietos de mis hijos sigan abrazando la fe cristiana, igual que yo la abracé de mis mayores", concluyó su ofrenda el presidente de la Generalitat Valenciana, quien se puso la americana azul marino para la comparecencia ante los medios y la visita a la catedral, si bien los kilómetros del último tramo del Camino los realizó sin ella.

Criticado por los socialistas valencianos por su visita a Galicia -al recordarle que no quiso asistir a la tradicional romería de las cañas castellonense ni a la Santa Faz-, Francisco Camps recibió el respaldo de numerosos visitantes que se encontró durante el recorrido en la capital gallega, así como un grupo de alicantinos al inicio de la ruta. "Este Camps como mola, se merece una ola", fue alguno de los apoyos que recibió tanto durante su caminata, como cuando cruzaba el empedrado del Obradoiro.

Consulta aquí más noticias de Valencia.