El Gobierno indio quiere impedir el sacrificio de 20.000 animales durante una festividad local

Miles de gallos, cabras, búfalos y otros animales son sacrificados cada año en Khairguda para aplacar la ira de los dioses. Una muestra de su sangre es posteriormente bebida por una joven que representa la encarnación divina. Sin embargo, la celebración de la fiesta de este año no será fácil. El Gobierno indio ha limitado los movimientos de los que acudían a esta cita.

Las autoridades del empobrecido estado de Orissa, en el este de la India, han prohibido visitar la localidad donde se celebra la fiesta, que iba a tener lugar mañana, según la agencia de noticias IANS.

Los visitantes de una docena de pueblos de alrededor no podrán viajar a Khairguda, donde tradicionalmente acuden en el segundo martes del mes hindú de Pausa acompañados de los animales domésticos que quieren sacrificar para conseguir que los dioses sean benevolentes con ellos.

La pasada semana el presidente del comité local que hasta ahora organizaba el festival, Biranchi Kahar, recurrió a los tribunales, para pedir que tomasen medidas para acabar con esta costumbre.

Manifestaciones para frenar la masacre

Además, los habitantes de la localidad han sido testigos de las protestas de cientos de personas acompañadas de cientos de animales, que se manifestaron ayer en Khairguda para mostrar su rechazo hacia esta "práctica bárbara".

Esta no es la primera ocasión en la que activistas sociales de la región han mostrado su oposición hacia esta celebración tradicional, pero este año su lucha ha sido más vehemente y ha logrado que las autoridades regionales prohíban visitar la localidad y suspendan el derecho de reunión.

Las autoridades también han prohibido visitar el templo y limitado los movimientos de los dos sacerdotes y de la joven que este año había sido elegida para actuar como Dehuri, que representa la encarnación de los dioses y bebe la sangre de los animales sacrificados mientras baila al son de los tambores.

Esta no es la única localidad que celebra esta festividad. También tienen lugar sacrificios en otras zonas del estado de Orissa, como en las poblaciones de Mirdhapali, Kharlikani, Chandrapur y Thairaguda, situadas en zonas boscosas a unos 300 kilómetros de la capital estatal, Bhubaneswar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento