Ellas son más prudentes al comprar los juguetes

El 64% de las mujeres consultan las instrucciones de uso y las advertencias antes de adquirir el producto, cosa que sólo hacen la mitad de los hombres.
Comprar juguetes no es ninguna broma. Los expertos recomiendan recabar toda la información posible antes de adquirir un producto que puede ser dañino para la seguridad o para el aprendizaje del pequeño. Y según una encuesta del Instituto Galego de Consumo, esto es por ahora cosa de mujeres.

Las instrucciones de uso las leen antes de decidirse, entre la población mayor de edad, el 64% de las gallegas y el 51,2% de los gallegos. Otro tanto ocurre con las señales de advertencia, en las que se fijan el 64,7% de ellas y sólo el 57,1% de ellos. En el contenido, la cosa está más pareja: un 66%, las mujeres y un 64,5%, los hombres.

Y es que en general, de la seguridad de los juguetes se preocupa el 94,4% de las gallegas y el 84,7% de los gallegos, y eso a pesar de que ellos aseguran estar más al tanto de la legislación en esta materia. El 71,4% –un 5,4% más que en el caso de las mujeres– dice estar al tanto de que los productos para niños deben ir etiquetados por la UE.

No todo son diferencias entre los sexos. Ambos, en casi un 93,7% de las ocasiones, tienen en cuenta si el regalo es adecuado a la edad de su destinatario, aunque luego son ellas las que lo revisan periódicamente (51,6% frente a un 37,9%) para ver si se ha deteriorado y puede resultar peligroso para el pequeño.

Por último, la encuesta revela que la petición del niño es decisiva en un 68,4% de las ocasiones a la hora de elegir y que las tiendas especializadas (52%) y los híper (40,3%) son los lugares de compra.

Consejos

Leer el etiquetado: Debe venir en castellano y estar avalado por la UE. Incluye los datos del fabricante, las instrucciones de uso, las advertencias de seguridad y la edad aconsejada.

Manipular el juguete: Asegurarse si va dirigido a un niño menor de tres años, que no contenga elementos que puedan desprenderse. Tampoco puede presentar bordes peligrosos, materiales inflamables o nudos corredizos.

Buscar elementos eléctricos: Deben estar ocultos, de modo que el menor no pueda manipularlos involuntariamente.

Protecciones: En el caso de patinetes, añadir elementos de protección como rodilleras. Si son juguetes pesados (caballitos), comprobar que no tengan tendencia a volcarse.

Conductas negativas: Es fundamental asegurarse de que el juguete no suponga la exaltación de la violencia, tenga contenido sexista o incite a la discriminación. Esto es especialmente importante en el caso de los videojuegos.

El precio no lo es todo

A la hora de comprar un juguete, el desembolso no lo es todo para los gallegos. Según el Instituto Galego de Consumo, los ciudadanos valoran, por este orden y con puntuaciones entre 1 y 5, el uso educativo (4,49), el precio (3,77), el aspecto (3,69), la necesidad de montaje previo (2,98) y la publicidad (2,02).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento