Este año los impuestos suben por debajo del IPC

La mayoría crece un 2,3%, un tercio menos que el coste de la vida. Esto no ocurría con los tributos municipales desde que el PP gobierna en Málaga.
Con el año nuevo llegan los Reyes Magos, la cuesta de enero y la subida de casi todos los productos y servicios: tabaco, alcohol, electricidad, gas... Y, cómo no, también los impuestos que cobra el Ayuntamiento de Málaga.

Si el año pasado destacó por el tarifazo del agua –se encareció hasta un 34% con la puesta en marcha de la desaladora de El Atabal–, 2006 pasará a la historia como el año en que por primera vez, desde que el PP gobierna en la capital, los impuestos y las tasas municipales crecen (2,3%) menos que el índice de precios al consumo (un 3,8% al final de 2005).

Tributos congelados

Ni suben ni bajan: Hay algunos impuestos, como la plusvalía, construcciones, instalaciones y obras (ICIO), casarse en el Consistorio o la descontaminación de vehículos para su desguace, que mantienen este año su precio respecto a 2005.

Practicar deporte

Alquiler: Jugar una hora en alguna de las canchas de los polideportivos municipales también costará más, si bien el aumento medio (2,72%) tampoco supera el del dato del IPC.

Bonificaciones

IBI: Se aplica una rebaja del 50% a pensionistas, desempleados, menores de 30 años y familias numerosas o con hijos menores de un año.

Circulación: Los discapacitados no tienen que pagar este impuesto. Y los coches poco contaminantes abonan únicamente hasta un 70% de la tarifa.

Una promesa cumplida

Tras la subida del agua del año pasado, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, se ha curado en salud. Este curso político (el último antes de las elecciones municipales de 2007), el regidor ha cumplido con su promesa de compensar la subida del 4% que experimentó en 2005 el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) y otros tributos si el año 2004 cerraba con una inflación inferior al incremento de las obligaciones fiscales municipales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento