El investigador Francisco García Olmedo, miembro de la Real Academia de Ingeniería, dice que "es totalmente imposible encontrar un solo ejemplo de perjuicio para la salud provocado por los alimentos transgénicos, porque si esto ocurriera, los prohibirían en menos de 24 horas". En cambio, ha subrayado que los alimentos ecológicos "han causado ya varias muertes y decenas de heridos por intoxicación".

Así lo ha explicado en la conferencia 'Agricultura, alimentación y pobreza', en el marco de las jornadas dedicadas a los alimentos transgénicos en los cursos de verano de la Universidad Católica de Valencia 'San Vicente Mártir', que se celebran estos días en Santander.

Según destaca la Universidad en un comunicado, García Olmedo ha señalado que las inspecciones establecidas para los alimentos transgénicos son las más rigurosas en la historia de la innovación científica.

Precisamente, la Comisión Europea aprobó en abril, por primera vez en 12 años, el cultivo de un transgénico, concretamente una variedad de patata denominada 'Amflora' no destinada al consumo humano, sino a usos industriales.

Por otro lado, el académico ha insistido en las posibilidades que ofrecen los alimentos modificados genéticamente en los países más desfavorecidos, sobre todo teniendo en cuenta las estimaciones de la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, sobre la necesidad de incrementar la producción de alimentos en un 70% para 2050, ya que la población mundial alcanzará los 9.000 millones de habitantes.

Ante estas cifras, García Olmedo ha manifestado que "difícilmente va a solucionarse el problema del hambre sin los avances técnicos".

Además, ha considerado "rigurosamente falso, como esgrimen algunas organizaciones, que el hambre en el Tercer Mundo responda únicamente a un problema de reparto y distribución de los alimentos". "No se pueden solucionar los problemas del futuro volviendo a las técnicas del pasado", ha concluido el académico.

Consulta aquí más noticias de Valencia.