El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Huelva, José Luis Barragán, ha pedido al director general de Tráfico, Pere Navarro, que se pronuncie sobre la "peligrosidad" y la "inseguridad" del puente sobre el río Odiel, aprovechando la visita que realizará a la capital onubense el próximo miércoles día 4 de agosto.

En una nota del consistorio onubense, José Luis Barragán recordó los distintos informes que desde 1993 se vienen realizando sobre "los peligros que conlleva este puente desde que fuera inaugurado ese año por el entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves".

"Ya el 13 de julio de 1993, siete días después de que se inaugurara el puente, un informe de la Jefatura Provincial de Tráfico, remitido al Gobierno Civil de Huelva, constata el riesgo de las luminarias en V situadas en el puente entre las balizas centrales, dado que al carecer el carril izquierdo prácticamente de arcén, los camiones con altura de cuatro metros podrían llegar a rozar las luminarias", apuntó el concejal, quien agregó que seis días después de este primer informe, Tráfico remitió otro sobre "el peligro que conlleva la apertura del puente sin la conclusión total de las obras".

Desde ese momento y hasta la fecha, son "incontables" las advertencias que se han venido realizando en este sentido y los accidentes ocurridos por tal motivo, además de los colapsos de tráfico que se producen en el puente y que, como consecuencia, colapsan gran parte del tráfico en la ciudad.

Destacó el "alarmante" informe redactado en 2003 por la Jefatura de Tráfico, motivado por las continuas situaciones de caos, accidentes y retenciones que se suceden, especialmente en época estival. Entre las soluciones más inmediatas que propone, se encuentra la ampliación de la plataforma del puente y el aprovechamiento del Puente Sifón, además de la construcción de un nuevo puente.

"El puente nació pequeño, pero también inseguro y con graves deficiencias, tal y como indican los distintos informes realizados. Fue un grave error su diseño y no se hizo con proyección de futuro, pues el PSOE en el Gobierno andaluz diseñó en 1993 un viaducto con capacidad para 10.000 vehículos al día y actualmente los movimientos ascienden a 60.000 vehículos diarios", añadió.

Barragán explicó que la situación "se agrava porque los cuatro carriles que existen de acceso al puente, dos desde el Paseo Marítimo, y dos desde la rotonda de Aqualón, se convierten en sólo uno, muy estrecho, peligroso y con una barandilla que incrementa la sensación de estrechez".

El concejal de Movilidad advirtió que la situación no tiene vistas de solucionarse, "ya que la Junta de Andalucía no tiene previsto acometer la construcción de los puentes de la conexión Sur que acaben de una vez por todas con este problema", e invitó al director general de Tráfico a que visite esta "obsoleta infraestructura y se pronuncie al respecto, ya que su visita a Huelva es una magnífica ocasión para los onubenses conozcamos su opinión sobre un grave problema que venimos padeciendo desde que se construyó el puente".

Consulta aquí más noticias de Huelva.