La matriculación de vehículos en la provincia de Albacete, Ciudad Real y Cuenca ha caído durante el mes de julio, según datos de la consutora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

Según informó la Federación en nota de prensa, este es el caso de la provincia de Albacete, donde se matricularon 368 unidades, frente a las 614 del mismo mes del ejercicio anterior, esto es, una caída del 40 por ciento.

En la provincia de Cuenca, se matricularon el pasado mes 211 unidades, frente a las 347 del mismo mes del ejercicio anterior, lo que supone una caída del 39%.

Lo mismo sucede en la provincia de Ciudad Real, donde la matriculación de vehículos ha revertido su tendencia positiva. En julio se matricularon 566 unidades, frente a las 882 del mismo mes del ejercicio anterior, lo que supone una caída del 35,8%.

Sin embargo, la matriculación de vehículos creció en el mes de julio en 1.824 unidades, frente a las 1.578 del mismo mes del ejercicio anterior, lo que supone una subida del 15,5%.

Por otro lado, el tráfico de exposición en los concesionarios de automoción también ha caído drásticamente en el mes de julio. En concreto, la afluencia de público a los puntos de venta se ha reducido un 75% el mes pasado respecto a la media de meses anteriores, según el mismo estudio.

Para la patronal de los concesionarios, el final del Plan 2000E y el incremento del IVA no sólo han provocado ya una drástica caída de las matriculaciones, sino que además está teniendo una influencia muy negativa sobre la confianza de los compradores, que han "aparcado" cualquier decisión de compra.

"Llevábamos meses advirtiendo que el final del Plan 2000E traería consigo un colapso de las ventas. La Administración no nos ha hecho caso y además ha subido el IVA, lo que ha empeorado más las cosas. Ha echado arena en el 'cárter' de las ventas y ha 'gripado' de nuevo al sector", señaló Antonio Romero-Haupold, presidente de Faconauto.

Consulta aquí más noticias de Toledo.