El Departamento de Medio Ambiente trabaja en la preparación de una queja comunitaria al proyecto de explotación de magnesitas a cielo abierto en Borobia (Soria) por sus numerosas afecciones a valores medioambientales y sociales del territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón. Según la documentación que se prepara, el proyecto vulnera hasta 8 Directivas Europeas tanto en cuestiones de procedimiento como en materia ambiental.

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón reitera en un comunicado que, además de esta actuación, se recurrirán todos los actos administrativos que sean recurribles en defensa de los intereses de las zonas afectadas por esta explotación.

Esta medida se suma a las actuaciones llevadas a cabo desde el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón en contra de esta explotación.

Recientemente, desde la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático se informó al Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino; al Ministerio de Industria y a la Junta de Castilla y León de la Proposición no de Ley aprobada el pasado mes de junio en la sesión plenaria de las Cortes de Aragón reiterando la oposición de esta institución y del Gobierno de Aragón a la explotación por las afecciones a esta Comunidad Autónoma.

Además, desde la misma Dirección General se solicitó al Ministerio de Industria la paralización de la concesión de la ayuda otorgada para este proyecto.

También, desde el Departamento de Medio Ambiente se ha solicitado entrevista con la Secretaria General de Industria del Ministerio de Industria y con el consejero de Economía y Empleo de la Junta de Castilla y León para explicar las afecciones que este proyecto tendrán en la Comunidad Autónoma de Aragón. ALEGACIONES

El Gobierno de Aragón fue una de las instituciones que alegó a este proyecto durante el periodo de información pública, y en estas alegaciones destacaba que el Estudio de Impacto Ambiental aportado presentaba un amplio e importante conjunto de deficiencias y carencias al no considerar, de forma sistemática, las afecciones al territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón.

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha realizado un intenso trabajo de seguimiento del proyecto ya desde 2005. Desde entonces se ha dirigido hasta en quince ocasiones a la Administración de la Junta de Castilla y León solicitando información sobre el permiso de explotación de esta explotación minera y la solicitud de autorización, informando de la afección de dicha actuación a valores sociales y ambientales del territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón y para solicitar que el Gobierno de Aragón fuese reconocido como parte interesada en el procedimiento.

La notificación de que el Gobierno de Aragón era considerado parte interesada en el expediente fue en julio de 2009, pero dado lo avanzado de la tramitación del proyecto, desde la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático se solicitó la ampliación del periodo de información pública.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.