La Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía ha concluido la clausura de la balsa de estériles y su integración en el medio natural del complejo minero de Sotiel Coronada —más conocido como minas de Almagrera—, en Calañas (Huelva), una actuación a la que ha destinado un montante superior a ocho millones de euros procedente de fondos europeos.

Según una nota de la Delegación del Gobierno de la Junta en Huelva, la clausura de la balsa de estériles contempla dos fases. La primera es la que ya se ha efectuado y comprende la ejecución de canales perimetrales para minimizar la entrada de agua a la balsa, así como el relleno del hueco dejado por el agua con los estériles mineros procedentes de escombreras cercanas y una red de drenaje de los lodos y extracción del agua intersticial.

La segunda fase, pendiente de ejecutar, contempla la realización de una capa de cobertura de la balsa para impedir la entrada de agua a la masa de lodos.

De este complejo minero se ha extraído y procesado sulfuros polimetálicos para producir concentrados de cobre, zinc y plomo mediante un proceso clásico de flotación. La pirita obtenida como parte del proceso sufre una tostación para la producción de ácido sulfúrico, óleum 20 y sulfato de cobre pentahidrato.

Los residuos de los procesos eran depositados en dos balsas, una del proceso de flotación —depósito de estériles— y otra del proceso de tostación —depósito de cenizas—, ya clausurada y en la que se ha invertido más de 17 millones de euros.

La Empresa pública de Gestión Medioambiental SA (Egmasa), dependiente de la Consejería de Medio Ambiente, redactó ya en el año 2008 el 'Proyecto de clausura de la balsa de estériles y su integración en el medio natural. Fase I del Complejo Minero de Sotiel Coronada. Calañas', encargado por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia a través de su Delegación Provincial en Huelva.

El objetivo de este proyecto constituye la clausura definitiva de la balsa que acogía los residuos procedentes del proceso de flotación, situados a un kilómetro al sudeste de la planta industrial dentro del complejo minero de Sotiel Coronada.

Las acciones propuestas en el mismo han tenido como fin "minimizar la afección al medio natural una vez concluida la clausura, por lo que se han efectuado tanto actuaciones encaminadas a su clausura en seco como a la integración en el mismo".

Consulta aquí más noticias de Huelva.